BBVA advierte que invertir en refinerías de petróleo es un riesgo para México tras los planes anunciados por López Obrador

Publicado en ago 2 2018 - 6:41am por Energía Diario

EFE.- La multimillonaria inversión planeada en la industria petrolera por el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, supone un riesgo para el país y añade más presión fiscal, según el grupo financiero BBVA Bancomer. “Nos preocupa hacer inversiones tan cuantiosas en una industria que tiene problemas de eficiencia. Creemos que es más eficiente seguir importando gasolinas; es mucho más barato”, alertó el economista jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano.

Serrano recalca que Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene problemas de eficiencia en refinación de gasolinas, por lo que pierde alrededor de 100.000 millones de pesos (unos 5.360 millones de dólares) al año en refinación por fallos en la infraestructura, organización laboral o cargas fiscales, entre otros factores. Por ello, la entidad financiera, filial del BBVA, ve con cierta preocupación “hacer inversiones tan cuantiosas” en un “negocio complejo, con incertidumbre por la demanda”. En este sentido, consideró que, en caso de construir refinerías, la inversión podría provenir del sector privado y no del Estado como planea el líder izquierdista. “Todos estos recursos pondrían presiones fiscales al Gobierno federal; son recursos cuantiosos que hay que financiar”, indicó Serrano.

Presidente el 1 de diciembre

López Obrador, que asumirá el cargo el próximo 1 de diciembre, prevé una inversión total de 304.000 millones de pesos (16.300 millones de dólares) para reforzar el sector energético mexicano y aumentar la producción petrolera. Entre sus planes está rehabilitar las 6 refinerías que hay en México para que operen al 100% de su capacidad en 2 años con una inversión de 49.000 millones de pesos (2.627 millones de dólares) y evitar así tener que comprar gasolina en el exterior. Anunció la construcción de una séptima refinería a partir del próximo año en el puerto petrolero de Dos Bocas, en el estado de Tabasco, que tendrá un coste de 160.000 millones de pesos (8.579 millones de dólares) en 3 años.

López Obrador contempla más medidas para “rescatar el sector energético”. Entre ellas, figura invertir 75.000 millones de pesos (4.021 millones de dólares) para perforar nuevos pozos petroleros y elevar en 2 años la producción de los 1,9 millones de barriles diarios que se extraen actualmente hasta los 2,5 millones. “En 14 años hemos perdido 1,5 millones de barriles diarios. Por eso vamos a intervenir con urgencia”, advirtió el líder izquierdista. Otra medida pone a las centrales hidroeléctricas en el punto de mira: “Se trata de generar energía eléctrica con las presas que existen actualmente y los embalses porque es energía eléctrica barata”, sentenció López Obrador, que destacó que tendrá un coste de 20.000 millones de pesos (1.072 millones de dólares).

Sobre el Autor

Dejar comentario

*