Cañete asegura que la interconexión eléctrica es ahora una prioridad para Bruselas para evitar que la Península Ibérica continúe aislada

Publicado en oct 13 2017 - 8:40am por Energía Diario

EFE.- El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, subrayó que “no hay ninguna justificación” para que la Península Ibérica se mantenga aislada del resto del continente a nivel energético y aseguró que desde Bruselas se trabaja para revertir esta situación, por lo que la interconexión eléctrica ha pasado a ser “una prioridad política del máximo nivel” para la Comisión Europea.

Cañete recordó que ya en 2014 el Consejo Europeo dio a la Comisión Europea “un mandato para tomar medidas urgentes” que garantizasen un mínimo de interconexión en varios Estados, entre ellos España y Portugal. “Actualmente, a pesar de nuestros esfuerzos, la Península Ibérica todavía no está plenamente integrada en el Mercado Interior de la Energía”, lamentó el responsable del Ejecutivo comunitario. Cañete recordó que España es uno de los 12 estados miembros de la periferia de la Unión Europea que está “insuficientemente conectado” con el mercado interior de la electricidad.

En cuanto a las conexiones entre España y Portugal, se está trabajando en completar a finales de 2018 la interconexión eléctrica entre los dos países. Sin embargo, precisó el comisario, “el hecho de que España esté poco integrada inevitablemente afecta negativamente a Portugal”. En este sentido, Cañete consideró que “existe un problema claramente”, puesto que “la interconexión española es solo del 5%” y del 10% en Portugal, y aunque “se están consiguiendo buenos progresos” para mejorar estos números, se debe tener en cuenta el creciente interés europeo en este asunto.

Se necesita un mercado interconectado

“Todos estos problemas cobran más interés porque en este momento lo que estamos viendo es que el Parlamento Europeo tiene mucha más ambición”, subrayó Cañete, quien apuntó que, sin un mercado de electricidad interconectado, “no sirven de nada” las reformas que emprenda Bruselas en el sector energético. A juicio del comisario, “no hay ninguna justificación para que la Península Ibérica esté aislada en el continente” por lo que incidió en la necesidad de “conseguir que las interconexiones sean una realidad”.

Arias Cañete señaló como principales perjudicadas por esta situación a las eléctricas españolas y portuguesas, que “están de facto excluidas” del mercado común de la energía “por la falta de conexiones adecuadas, padeciendo en consecuencia una desventaja competitiva“. “El riesgo de tener una menor intensidad competitiva en la Península Ibérica es que esto pueda derivar en precios más altos de lo que podrían ser”, alertó.

Cañete hizo hincapié en que este escenario cobra aún más importancia con la fuerte apuesta por las energías renovables, que se espera que produzcan el 27% de la energía de la Unión Europea en 2030 y que, para ser integradas en la red europea, necesitarán de redes interconectadas. En este escenario, destacó los avances en el proyecto de interconexión eléctrica del Golfo de Vizcaya, que doblará la capacidad de interconexión entre España y Francia y permitirá al primero acercarse al objetivo de interconexión del 10%.

Los retos de la interconexión eléctrica son similares a los que se identifican en el mercado gasístico, desveló Arias Cañete, en el que España y Portugal también presentan una conexión “insuficiente”. “De hecho, estos dos países son los dos únicos Estados comunitarios que no pueden recibir todos sus suministros de gas a través de una red de gasoductos interconectados que suministran gas de diferentes proveedores“, señaló. Pese a todos estos desafíos, el comisario mostró su confianza en que para 2019 se habrá alcanzado una “decisión final de inversión” que acerque a Portugal y España al objetivo de interconexión del 10%.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*