CCOO y el Gobierno socialista de Asturias acusan a Ribera de poner “en jaque” a la industria con sus “devaneos”

Publicado en sep 5 2018 - 8:58am por Energía Diario

EFE.- El presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, ha reclamado que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética no debe definir una senda de descarbonización “que fuerce una nueva reconversión” en Asturias, dado que afectaría a la viabilidad futura de la industria regional. Más duro se mostró el sindicato CCOO, que ha asegurado que los “devaneos” del Gobierno en política energética están poniendo “en jaque” a la industria y ha acusado al Ejecutivo de cometer “errores estratégicos”.

El sindicato ha criticado la “vehemencia” de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha anticipado medidas “sin tener en cuenta” cuál será su impacto en un sector básico para la economía como es la industria y que “se ha equivocado” al hablar del carbón y al referirse al diesel. “Teresa Ribera ignora que su desconocimiento de la realidad industrial tendrá consecuencias en las personas, en las empresas y en regiones enteras”, ha afirmado CCOO de Industria. En este sentido, el sindicato reclama al Gobierno “cordura, sensibilidad, flexibilidad y voluntad” para conseguir un consenso entre las partes afectadas.

CCOO ha tachado de “irresponsabilidad temeraria” la “política antidiesel” del Gobierno, cuando, ha apuntado, no existen razones técnicas que la justifiquen. Así, ha insistido en que no se justifica la subida de impuestos al carburante diésel por cuestiones medioambientales y que no comparte que, para proceder al cambio energético, haya que prescindir del carbón sin tener presente el impacto que puede conllevar para la actividad económica, social y medioambiental. Por ello, ha defendido que los objetivos que se propongan para limitar las emisiones estén acompañados de medidas industriales, financieras, educativas y sociales y que se maneje “con inteligencia” la transición.

Por otro lado, ha agregado que tanto el paquete de movilidad como el de transición energética que ha avanzado el nuevo Gobierno no tienen en cuenta cuáles serán las consecuencias de su implantación e ignoran a algunas tecnologías. “Consideramos que, antes de tomar una decisión que pueda perjudicar de forma irreversible estas expectativas, es preciso facilitar los instrumentos y las soluciones necesarias para que el resultado no suponga un proceso traumático para las personas, las empresas y las regiones”, insistió.

Asturias, preocupada por su industria

Por su parte, el presidente de Asturias ha rechazado una descarbonización que “suponga el fin de las centrales térmicas de carbón entre 2020 y 2025 con el empleo y la logística a ellas asociado” y que afecte también al precio de la electricidad. En este sentido, ha reiterado que en un sector regulado como el eléctrico “no parece sensato que las empresas tengan libertad de decisión para proceder al cierre de instalaciones de generación” y es al Gobierno de España “al que le corresponde decidirlo como regulador”. “No deben ser las compañías eléctricas las que interpreten el interés general, y menos aún las que regulen el sector a través del Gobierno”, ha puesto de manifiesto.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*