El consumo de combustibles de automoción vuelve a repuntar un 3,2% en julio y se sitúa en máximos desde 2010

Publicado en sep 1 2018 - 11:56am por Energía Diario

Europa Press.- El consumo de combustibles de automoción ascendió a 2,58 millones de toneladas en julio, lo que supone un incremento del 3,2% con respecto al mismo mes del año pasado y el mejor dato desde julio de 2010, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

De esta manera, se recupera la tendencia alcista que se había visto cortada en junio, cuando registró una caída del 1,7% que suponía el primer descenso desde abril de 2017.

Este incremento en el mes fue fruto, principalmente, del repunte registrado en las gasolinas, cuyo consumo se disparó un 5,7% hasta las 481.000 toneladas, y en los gasóleos, que crecieron un 2,7%, hasta los 2,1 millones de toneladas.

En el acumulado anual, los consumos de ambos combustibles registran también incrementos, con un crecimiento del 3,4% en el caso de las gasolinas y del 2,2% para los gasóleos.

En el mes, asciende el consumo de todos los grupos de productos, a excepción de los fuelóleos, que caen un 0,4%. Así, crecieron el GLP un 24,5%, gasolinas un 5,6%, querosenos un 2,7% y gasóleos un 2,4%. A pesar de que moderan su crecimiento, los querosenos presentan su máximo histórico de consumo, con 677.000 toneladas.

En el acumulado anual, presentan crecimientos todos los grupos de productos. De esta manera, aumentan el GLP un 2,2%, gasolinas un 3,4%, querosenos un 5%, gasóleos un 2,8% y fuelóleos un 4,9%.

En lo que se refiere al gas natural, en julio registró su segundo mes consecutivo de caídas en su consumo, con un descenso del 10% frente al mismo mes de 2017.

Al igual que en junio, el destinado para generación eléctrica presentó un fuerte descenso del 36,4%, mientras que el convencional y el GNL de consumo directo aumentaron un 0,8% y un 16%, respectivamente.

En el acumulado anual, el consumo de gas natural crece un 2,5%; ascienden el consumo convencional un 5,6% y el GNL de consumo directo un 7,4%, mientras que disminuye el destinado a generación eléctrica un 12%.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*