El Gobierno afirma que no hay ningún país “más preparado” que España para afrontar la transición energética

Publicado en feb 26 2019 - 10:39am por Energía Diario

Europa Press.- El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, reivindicó el impulso inversor en renovables que se dio en España hace una década ya que “nos ha permitido llegar a un cambio tecnológico en la primera línea” y ser el país “más preparado” del mundo para afrontar la transición energética. En este sentido, Domínguez aseguró que España “sí” que está preparada para “hacer el viaje” hacia la transición energética, que es “una transición imprescindible”.

Así, subrayó que en el pasado se lamentaron las inversiones “muy caras” que se hicieron en renovables aunque consideró que ese paso que se dio en aquellos años “ha permitido al país llegar a un cambio tecnológico en primera línea“. “Hasta en la construcción de las catedrales góticas España llegó 100 años después”, comparó Domínguez, advirtiendo que probablemente en esta transición energética “no haya ningún país más preparado que España”.

Respecto a una posible prórroga de las medidas aprobadas en octubre para contener la espiral alcista de los precios de la luz, como la suspensión temporal por 6 meses del impuesto del 7% a la generación, Domínguez insistió en que deben ser evaluadas en conjunto con el Gobierno, junto “con otra serie de cuestiones de tipo fiscal”. En este sentido, remarcó que el Gobierno está trabajando para dotar de los instrumentos y las condiciones que permitan bajar el precio de la electricidad, para lo que jugarán un papel determinante las renovables, aunque subrayó que no es una cosa que se pueda hacer de manera “inmediata”.

Mientras, el presidente de Red Eléctrica, Jordi Sevilla, consideró que la transición energética es el “mayor desafío” que ha tenido el sector “durante mucho tiempo” y advirtió que, como país, es comparable “al cambio de modelo que supuso el ingreso en el mercado común europeo”. Así, pidió a todos los actores (reguladores, Parlamento, empresas, consumidores) “alinearse todos” en el proceso ya que al final el camino “será altamente productivo para la eficiencia y bienestar del país“. Sevilla valoró que el papel de Red Eléctrica, como operador del sistema, será “clave” en esta transición energética, con unos volúmenes de inversión estimados en unos 7.000 millones de euros de aquí a 2030.

40% de generación eléctrica renovable

Por otro lado, las fuentes renovables cubrieron el 40,1% de la producción eléctrica peninsular en 2018, lo que representa un incremento de 6,4 puntos porcentuales respecto al ejercicio anterior, según el avance del informe del sistema eléctrico de 2018 de Red Eléctrica (REE). En la estructura de la generación renovable, la eólica destacó con un peso del 49%, alcanzando el 19% en el mix eléctrico, seguida de la hidráulica (34%), que vio crecer su producción un 85% con respecto a 2017, la solar (11%), y el resto de tecnologías (5%).

La generación eléctrica peninsular sin emisiones de CO2 alcanzó en 2018 una cuota del 62,5%, frente al 57% registrado en 2017, lo que supone un incremento de 5 puntos porcentuales. El avance registrado en generación limpia se tradujo en un 15% menos de emisiones, recortándose de 63,8 millones de toneladas a 54,2 millones de toneladas. Este mayor peso de las renovables en la generación provocó la caída de los ciclos combinados y del carbón en el mix energético, con un descenso de un 22% y un 18%, respectivamente. La energía nuclear, con un 20,6% de la generación, se mantuvo como primera fuente en el mix energético, aunque seguida muy de cerca de la eólica (19%).

En el caso de la potencia instalada, las renovables representan un 46,7%, con un incremento del 0,8%. Destaca Canarias, donde la potencia eólica instalada ha pasado de 207 MW a 422 MW en 2018. Por su parte, la demanda de energía eléctrica alcanzó los 268.808 gigavatios hora (Gwh) el año pasado, con un crecimiento del 0,4% y registrando su cuarto año consecutivo de incrementos, después de la salida de la crisis económica. En el caso de la demanda eléctrica peninsular, se situó en el 2018 en los 253.495 GWh, también un 0,4% superior al ejercicio anterior. Descontando los efectos del calendario laboral y las temperaturas, la demanda creció un 0,3%.

En lo referente al recibo de la luz, el director de Regulación y Estudios para la Transición Energética, Luis Villafruela, indicó que 2018 se cerró con un incremento del 2,5% para un consumidor de la tarifa regulada (PVPC), después de que se registrará un precio del pool, que representa menos del 50% de la factura, por encima de los 64 euros por MWh, el segundo más alto registrado desde 2008.

El directivo de REE consideró que en el recibo de la luz, a pesar de ser “un tema muy mediático”, a veces se confunde el precio de la energía en el mercado con el precio que paga el consumidor doméstico en su factura. En lo que respecta al consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas, en 2018 descendió un 1,8% respecto al ejercicio anterior. Una vez deducidos los efectos del calendario laboral y las temperaturas, el consumo de estas empresas fue un 1,3% inferior.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*