El Gobierno anuncia que aprobará “próximamente” la propuesta de sellado y desmantelamiento definitivo del almacén de gas subterráneo Castor

Publicado en feb 15 2019 - 6:34pm por Energía Diario

Europa Press.- El Consejo de Ministros evaluará y aprobará “en las próximas semanas” la propuesta de sellado y desmantelamiento definitivo del almacén de gas subterráneo Castor, frente a las costas de Vinaroz (Castellón), según anunció la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Durante su intervención en la Comisión para la Transición Ecológica del Senado, Ribera ha explicado que Enagás, la Dirección General de Política Energética y Minas, la Dirección General de Medio Marino y Evaluación de Impacto Ambiental han trabajado en un proyecto para facilitar una “rápida propuesta”. Ribera ha garantizado que “existe un compromiso político claro” del Gobierno de “no reactivar en ningún caso Castor” y de facilitar “la mejor opción posible” para su clausura definitiva.

“Es una decisión de gran envergadura que en todo caso debe garantizar la seguridad de las personas, los bienes y el medio ambiente, así como la sostenibilidad económica y financiera del sistema gasístico”, ha manifestado la ministra. Eso sí, ha admitido que “formalmente” no se ha adoptado “ninguna decisión de manera oficial” sobre el futuro del almacenamiento gasístico, que en 2013 durante las pruebas de llenado originó una intensa actividad sísmica en la zona por la que el Gobierno acordó su suspensión e hibernación. La ministra asegura que el Ejecutivo va a abordar “con las máximas garantías y rigor técnico” la cuestión y ha puesto en marcha “todo lo necesario” para evaluar la situación actual.

En este momento, Castor está en situación de hibernación desde 2016 y “no ha habido manifestación sísmica desde entonces”, pero ha añadido que ésta es una situación “temporal” que “no puede prolongarse mucho tiempo”. “Debemos adoptar una decisión respecto del futuro de la instalación que, a nuestro juicio, solo puede estar orientada a su clausura”, insistió, porque nuevas opciones temporales aplazarían el abandono definitivo de los pozos, lo que conllevaría unos costes adicionales que, en su opinión, serían “difícilmente justificables”.

Ribera insiste en que la voluntad del Gobierno es “actuar” porque “la única decisión viable” es facilitar su clausura “definitiva” ya que, además, la evolución de la demandada no hace necesario este almacén gasista ni en el corto ni en el medio ni en el largo plazo, cuando “lo razonable es que la demanda de gas vaya reduciéndose”. En este contexto, ha añadido que los estudios necesarios sobre escenarios de riesgo, costes, etcétera, serán realizados mediante una contratación externa cuya licitación “es inminente”. Así, ha dicho que una vez el Consejo de Ministros haya aprobado la propuesta de desmantelamiento, se remitirá al Parlamento para que sea sometida a consideración de las Cámaras y que su voluntad es “acelerar” este proceso.

Finalmente, ha incidido en que de forma “simplista” lo “fundamental” es acometer el sellado definitivo “cuanto antes”, con independencia de lo largo que pueda ser el proceso de desmantelamiento de las instalaciones. “El convencimiento de que no debe ponerse en operación es firme. La necesidad de hacerlo (el desmantelamiento) con la máxima seguridad, también”, ha concluido. En todo caso, precisó que no se compromete a desmantelarlo porque el Gobierno no tiene aún preparada “esa última etapa que puede ser complicada”.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Jordi Navarrete, ha calificado de “fiasco” el proyecto Castor, celebra el anuncio de Ribera de que “por fin” digan que lo van a desmantelar yha propuesto revisar la normativa administrativa de evaluación de riesgos e impactos para no seguir “a pies juntillas” los informes realizados por las propias empresas implicadas en los proyectos y, al mismo tiempo, modificar la redacción de los contratos para que “no vuelva a suceder lo que en Castor” y no sean de nuevo “los mismos paganinis“, los ciudadanos, quienes asuman “el fiasco”.

Desde ERC, Miguel José Auba ha solicitado acceder a todos los informes cuanto antes mientras que la senadora de Unidos Podemos, Vicenta Jiménez, comentó que le entra “cierta tranquilidad” la confirmación de que este “megaproyecto ruinoso” será desmantelado pero le preocupa quienes asumirán los costes. “Van más de 1.350 millones de euros en indemnización, más de 295 millones en derechos de la concesionaria y 17 millones anuales de desmantelamiento. Estamos ante una estafa ante la ciudadanía”, ha denunciado, por lo que insta a que sea la empresa concesionaria la que se haga cargo del desmantelamiento.

Desde el PSOE, el senador Ángel Manuel Mato ha elogiado al Gobierno por asumir “sus responsabilidades” pese a que “muchas veces” se le haya criticado. Por el contrario, la senadora del PP, Salomé Pradas, ha espetado a Ribera que “no es digna” de ser ministra de Transición Ecológica porque Castor es “una realidad” porque ella firmó la declaración de impacto ambiental del proyecto. “Usted, que está en el origen del problema, nos da la solución. Esto es vergonzoso y más aún cuando se está dirimiendo en los tribunales”, criticó Pradas, que considera que el nombramiento como ministra por parte de Pedro Sánchez fue “una burla” y un “insulto” para Castellón.

También ha recordado al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, de quien ha criticado el “tanto daño” que hizo a Castellón con Castor pero de quien ha elogiado que en una visita a la provincia pidió perdón y asumió su responsabilidad. Tras la réplica, la ministra reconoció que la cuestión de la repercusión de los costes es un tema “enormemente embrollado” y que es “complicado” encontrar una solución concreta, pero afirmó que el Gobierno está “estudiando” la manera de repercutir lo ya pagado por los ciudadanos.

El Gobierno catalán lo celebra

Por su parte, el delegado del Gobierno autonómico de Cataluña en Terres de l’Ebre (Tarragona), Xavier Pallarès, celebró el anuncio de la ministra. “Si se confirma el sellado definitivo del almacén Castor es una gran noticia para las Terres de l’Ebre”, sostuvo Pallarès, que remarcó que era una de las principales reclamaciones de este territorio y confía en que esta decisión se haga realidad “lo antes posible”, además de esperar para ver qué medidas se tomarán con las instalaciones terrestres.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*