El Gobierno de Brasil da el visto bueno a la construcción de una segunda central térmica a gas natural en el Porto do Açu

Publicado en ago 1 2018 - 11:52am por Energía Diario

EFE. - El Gobierno brasileño ha autorizado la construcción de una segunda térmica a gas natural en el Porto do Açu, en el litoral norte del estado de Río de Janeiro, con lo que la capacidad de generación de este complejo energético llegará a 3.000 megavatios (MW).

Según informan fuentes del consorcio Gas Natural Açu (GNA), esta construcción se convertirá en el mayor parque termoeléctrico de América Latina. Esta conformada por una asociación entre la brasileña Prumo Logística y las multinacionales BP y Siemens que es responsable del proyecto.

La autorización para la construcción de la segunda térmica a gas del complejo fue firmada recientemente por el ministro de Minas y Energía de Brasil, Wellington Moreira Franco, en una ceremonia en la sede de la Federación de las Industrias del Estado de Río de Janeiro.

Próximamente, la segunda planta, bajo la denominación GNII, contará con una capacidad instalada de 1.673 megavatios, que se sumarán a los 1.300 MW con que cuenta la GNA I, que comenzó a ser construida en marzo en el Porto do Açu, un complejo portuario, energético e industrial en jurisdicción de Sao Joao da Barra, municipio del estado de Río de Janeiro. En este sentido, la GNA fue adjudicada en concesión para construir la nueva termoeléctrica en una subasta organizada por la Agencia de Energía Eléctrica -Aneel, regulador- en diciembre de 2017, cuando se comprometió a poner la planta en operación en enero de 2023.

En este sentido, el presidente de Prumo Logística, José Magela, explicó que el consorcio GNA invertirá 2.162,2 millones de dólares en la construcción de las dos térmicas a gas natural y de un terminal de regasificación de gas natural licuado. Además, Magela añadió que la primera térmica comenzará a operar en 2021 y la segunda en 2023, y que la empresa iniciará este mismo semestre la construcción del terminal de regasificación, que tendrá capacidad para convertir diariamente en gas natural unos 21 millones de metros cúbicos de gas licuado.

Además de procesar el gas natural licuado importado por Brasil para inyectarlo en los diferentes gasoductos del país, el complejo usará en sus plantas el gas natural extraído en Campos y Santos, las cuencas marinas del océano Atlántico donde se encuentran las mayores reservas brasileñas de hidrocarburos.

 

 

Sobre el Autor

Dejar comentario

*