El Gobierno remitirá a Bruselas su Plan Nacional de Energía y Clima en las próximas semanas mientras Cañete lo reclama

Publicado en feb 4 2019 - 7:55am por Energía Diario

Europa Press.- Mientras el comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que espera recibir del Gobierno español su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima inmediatamente, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, ha asegurado que España remitirá el borrador de su Plan Nacional Integrado a Bruselas en las próximas semanas, “no más”.

En este sentido, Domínguez destacó que los próximos 10 años son “muy importantes” para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones y alcanzar la descarbonización en 2050. Así, señaló que para alcanzar una cuota renovable en la generación eléctrica del orden del 70%-75%, en el plan vendrá definida la necesidad de desplegar del orden de 50.000 o 60.000 megavatios (MW) de renovables a 2030. “Tenemos un gran reto por delante que requiere una inversión global de 200.000 millones de euros de aquí a 2030”, apuntó.

Domínguez subrayó que no se debe hacer “la táctica del avestruz y negar la realidad” del cambio climático ya que la descarbonización de las economías es “un fenómeno que se va a quedar”. De esta manera, consideró que el reto de alcanzar ese objetivo en 2050 puede parecer que está “muy lejos“, con más de 30 años por delante, aunque indicó que no lo está tanto teniendo en cuenta “la realidad de la cantidad de tarea que tenemos que hacer para estar en una economía descarbonizada casi al 100%. “El cambio climático es algo que ya no niega nadie”, señaló.

Cañete apremia al Gobierno español

Por su parte, Arias Cañete recordó que Bruselas ha recibido un total de 21 planes de los países miembros, mientras que restan 7 Estados, entre ellos España, por entregarlo, cuando el compromiso era haberlo hecho antes del pasado 31 de diciembre. Así, el comisario europeo apremió a España a presentar el documento ya que la Comisión Europea, una vez recibido, necesita tiempo para hacer “un análisis exhaustivo” del mismo y ver si cumple con la gobernanza comunitaria para, antes de finales de junio, remitir a cada país sus recomendaciones, sobre las que se deberá trabajar para, antes de finales de 2019, presentar los planes definitivos.

Arias Cañete consideró que su diálogo con el Gobierno español es “muy fluido”, como demuestra el hecho de que finalmente se ha conseguido resolver el conflicto que existía para la devolución a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de sus competencias en energía a través del real decreto-ley aprobado recientemente. “Ahora está en fase de análisis a ver si es absolutamente compatible con la normativa europea o hay que introducir alguna modificación“, dijo. Respecto al Brexit, indicó que el Reino Unido dejará de compartir con la Unión Europea estos objetivos en materia de cambio climático, aunque subrayó que los británicos siempre han sido “de los países más ambiciosos” en esta materia.

Asimismo, Arias Cañete defendió que las energías renovables y la nuclear deben ser “las piedras angulares” para conseguir el objetivo de una economía descarbonizada. Así, señaló que la electrificación jugará un papel “fundamental”, con un peso de más del 80% de la renovable, pero con el 20% restante más o menos de la nuclear. Además, subrayó que la lucha contra el calentamiento global es “uno de los mayores desafíos de la humanidad”, por lo que las acciones en defensa del clima “tienen que ser inmediatas”. Para hacer frente a esta lucha contra el cambio climático, el comisario advirtió de que hay que poner en marcha transiciones energéticas “radicales e irreversibles”.

Dentro de los objetivos a 2020, destacó que Europa “va bien” en reducción de emisiones, “demostrando al resto del mundo que es compatible con el crecimiento económico”, mientras que el objetivo renovable del 20% parece que se va a cumplir “a nivel global europeo”, aunque habrá algunos países que individualmente no lo alcanzarán. Donde consideró que será necesario realizar más esfuerzos de cara a ese 2020 será en eficiencia energética, y señaló que la media española y de la Unión Europea no alcanzarán los objetivos.

Además, destacó el marco impuesto por la Unión Europea, con “una gobernanza potente” que con su aplicación llevaría a alcanzar unos objetivos más ambiciosos de reducción de los gases de efecto invernadero a 2030 al 40% establecido. “Con su aplicación, en 2030 no estaríamos en el 40%, sino en el 45%, y nos llevaría per se a una reducción de las emisiones del 60%”, avanzó.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*