El grupo gasístico OMV acusa a EEUU de recurrir a sanciones para vender gas en Europa

Publicado en ago 11 2017 - 4:33pm por Energía Diario

EFE.- El presidente del grupo gasístico y petrolero austríaco OMV, Rainer Seele, acusó a EEUU de recurrir a sanciones para defender intereses económicos propios en Europa y vender más gas en detrimento de los suministros rusos.

En rueda de prensa en Viena, Seele se refirió al proyecto de ley con nuevas sanciones a Rusia, aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, detrás de la que ve el supuesto deseo de vender más gas natural licuado (GNL) estadounidense en el mercado europeo.

“Hay algo que debe quedar bien claro: el abastecimiento energético de Europa sigue siendo un asunto europeo y no de Estados Unidos”, declaró.

Mediante la proyectada ley, con medidas punitivas no solo a empresas rusas sino también a firmas europeas involucradas en proyectos con participación rusa, lo que se pretende es dificultar el suministro de gas al Viejo Continente.

“Con esa ley no se intenta impedir inversiones en Rusia, sino obstaculizar la importación de gas ruso en Europa”, afirmó Seele.

Se refirió al hecho de que la proyectada ley nombra de forma explícita la construcción del gasoducto Nord Stream II como uno de los objetivos de las nuevas sanciones, incluso con “una referencia clara, nada disimulada, a la creación de puestos de trabajo en EEUU”.

OMV, junto a las alemanas Uniper y Wintershall, la holandesa Shell y la francesa Engie, además de la rusa Gazprom, participan en Nord Stream II, que se planea entre Rusia y Alemania directamente por el mar Báltico.

Aunque no todos en Europa ven con buenos ojos ese proyecto, Seele lo considera “indispensable” para la seguridad del abastecimiento con gas natural en Europa.

Según el experto, “el grito de guerra ‘Estados Unidos primero’ del presidente Donald Trump ha marcado un punto de inflexión en las relaciones transatlánticas” y a su juicio Europa debe reaccionar con una mayor independencia y autonomía, no solo política, sino también energética.

Manfred Leitner, responsable de OMV para el sector de refinerías, gasolineras y gas natural, resaltó que el GNL estadounidense difícilmente podría ser una alternativa al gas ruso debido a su elevado precio.

“Si el GNL fuera tan económico ya lo tendríamos en Europa”, indicó el experto, y recordó que debido a su elevada cotización, cerca de dos tercios de la capacidad de regasificación de Europa no se explota.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*