El Parlamento del País Vasco presentará un recurso si el Gobierno ordena la reapertura de la central nuclear de Garoña

Publicado en abr 20 2017 - 11:30am por Energía Diario

Europa Press.- El Parlamento vasco ha aprobado una iniciativa en la que asume el compromiso de emplear “todos los recursos a su disposición” para impedir la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y, en caso de que el Gobierno ordene la reapertura, faculta a la Mesa de la Cámara a ordenar a los servicios jurídicos parlamentarios la interposición de recursos en contra de la resolución de apertura.

Todos los grupos, excepto el PP, que se abstuvo, votaron a favor de la iniciativa que ha presentado EH Bildu que hace referencia al informe elaborado por la dirección técnica delConsejo de Seguridad Nuclear (CSN) que concluye que la central podrá volver a operar, condicionando la reapertura a una extensa lista de inversiones. El pasado 2 de febrero el Parlamento vasco aprobó una proposición no de ley que exige el cierre definitivo de Garoña y en la que se incluía que los servicios jurídicos de la Cámara estudiaran las posibles acciones jurídico-administrativas a emprender.

El informe elaborado por los servicios jurídicos de la Cámara vasca señala que el Parlamento puede interponer un recurso contra el informe del CSN. Por ello, con esta iniciativa, el Parlamento vasco asume el compromiso de emplear “todos los recursos a su disposición para impedir la reapertura” y acuerda interponer el recurso para “anular” la resolución del CSN. Finalmente, el texto advierte de que la reapertura de Garoña sería “grave e inaceptable” y, en consecuencia, insta al Gobierno central a no volver a autorizar la reapertura de la central nuclear.

Durante el debate, EH Bildu acusó al PP de “cercenar la posibilidad de la ciudadanía a expresarse”, y ha advertido de que, si el Gobierno de Rajoy continúa con la misma actitud, va a llevar a la ciudadanía a un “problema” por “facilitar la apertura de Garoña o de las siguientes centrales” y por “tomar decisiones de espaldas a la ciudadanía en el oscuro órgano que es el Consejo de seguridad Nuclear”. También acusó al PP de “empeñarse en decir que no hay novedades”. “¿Ustedes están a favor o en contra de la reapertura?. No me ha quedado claro. Se van a abstener y eso no sé qué significa”, criticó.

Representando a los intereses vascos

Por su parte, el parlamentario del PNV, Juan Carlos Ramirez-Escudero, ha reconocido que “no es habitual” que una asamblea legislativa se persone como parte interesada en un procedimiento administrativo, como sería la prórroga de la explotación de Garoña, pero ha indicado que el Parlamento tiene “plena legitimación” para personarse “como depositario del mandato representativo de los vascos y en defensa de los intereses colectivos de la ciudadanía vasca”. “Votamos a favor de la presentación de este recurso”, insistió, para defender que, “aunque se ve cada vez más cerca el cierre de Garoña, no podemos sentarnos con los brazos cruzados”, sino que “tenemos que estar vigilantes”.

Desde Podemos, José Ramón Becerra criticó que el Gobierno central “no ha hecho nada en estos años” para cerrar Garoña, y ha agradecido la “diligencia y profesionalidad” de los servicios jurídicos de la Cámara a la hora de “concretar las vías más adecuadas para hacer frente al entramado jurídico-administrativo que el propio oligopolio eléctrico y sus puertas giratorias han ido urdiendo en torno a la reapertura y que han quedado al descubierto en el informe”.

La parlamentaria del PSOE, Natalia Rojo, ha defendido que la iniciativa de EH Bildu responde a la posibilidad de la Cámara de personarse “en el caso de que al PP se le ocurra continuar con la reapertura de Garoña y acudir a un procedimiento administrativo”. Rojo ha defendido que el Consejo de Ministros “puede poner punto y final a la reapertura de Garoña” ya que es “el secretario de Estado quien puede decir lo que puede pasar con la central”. “Iberdrola dirá lo que quiera, pero no exime la responsabilidad del Gobierno de Rajoy para tomar la decisión final. Álava y Euskadi no quieren la central, independientemente de lo que diga Iberdrola”, ha advertido Rojo.

El parlamentario del PP, Carmelo Barrio, asegura que “estamos más cerca que nunca del cierre de Garoña y de su desmantelamiento”, y recuerda que, en la actualidad, la central nuclear está cerrada, por lo que no ve “ninguna novedad en el trámite político o jurídico”. Tras recordar las declaraciones del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, asegurando que la central “no es viable”, ha señalado que la única “novedad” está en que Nuclenor “reconoce que la continuidad es inviable económicamente”.

Además, ha afirmado que el Gobierno central “no puede cercenar unilateralmente un procedimiento administrativo, al que tiene derecho las sociedades mercantiles Iberdrola y/o Nuclenor” porque se enfrentaría a sanciones que beneficiarían a las propietarias de la central. Asimismo, anunció su abstención a la propuesta y ha contestado a las críticas del PSOE sobre las distintas posiciones que han mantenido los populares ante los debates sobre Garoña, recordando que fue el presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, el que “impulsó la prórroga” de la central burgalesa.

Sobre el Autor

1 Comentario so far. Feel free to join this conversation.

Dejar comentario

*