El precio de los carburantes escala a sus máximos del verano y cuesta un 15% más que en 2017

Publicado en sep 10 2018 - 3:19pm por Energía Diario

Europa Press / EFE.- El precio medio del litro de gasolina y de gasóleo ha batido su nivel máximo alcanzado este verano, tras encadenar su sexta subida consecutiva, coincidiendo con el fin de las vacaciones. Con respecto a hace un año, el litro de gasóleo es un 16% más caro, mientras que la gasolina marca un precio un 12,3% superior. Y no hay que olvidar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado que los Presupuestos de 2019 incluirán un nuevo impuesto al diésel.

En concreto, el litro de gasolina se ha situado en los 1,336 euros, tras repuntar un 0,52%, alcanzando así niveles que no marcaba desde principios del pasado mes de junio. Por su parte, el precio medio del litro de gasóleo ha marcado los 1,239 euros, tras encarecerse un 0,73%, tocando también máximos desde junio. De esta manera, los precios de ambos carburantes prosiguen la tendencia alcista que iniciaron a finales del mes de julio y que les ha llevado a encadenar una subida tras otra en las últimas seis semanas.

Además, estos máximos se producen cuando el petróleo se mantiene en niveles altos. Así, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 77,7 dólares, mientras que el barril de crudo Texas americano se situaba en torno a los 69 dólares. De esta manera, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasóleo supera los 68,14 euros, lo que supone unos 9,4 euros más que hace un año. Para el caso de la gasolina, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 73,48 euros, unos 8 euros más con respecto a 2017.

La gasolina es más barata en España que en la media de la Unión Europea y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,473 euros y 1,521 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,365 euros en la Unión Europea y 1,369 euros en la eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, cuenta con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*