El PSOE vasco lamenta la decisión del Tribunal Constitucional de anular varios apartados de la ley vasca sobre el fracking

Publicado en feb 11 2018 - 6:31pm por Energía Diario

Europa Press.- Tras anular el Tribunal Constitucional partes de los artículos de la ley vasca antifracking por no tener la comunidad autónoma “competencias en la materia”, el sindicato ELA denuncia que la falta de “soberanía energética impone” a Euskadi un modelo “insostenible, favoreciendo el fracking” y el PSOE de Álava ha mostrado su preocupación por la decisión del Constitucional de estimar parcialmente el recurso del Gobierno central.

En este sentido, el Tribunal Constitucional ha anulado varios apartados de la Ley vasca sobre el fracking por considerarlos anticonstitucionales, al entender que “desbordan” las competencias de Euskadi en materia de protección del medio ambiente y que podrían “vulnerar” el principio de territorialidad. Los socialistas alaveses han considerado que ésta es “un mala noticia ya que puede reabrir la puerta de los fantasmas” que ya se vivieron en el pasado y que daban “por zanjandos”.

El secretario de Política Ambiental y Energía del PSOE de Álava, Daniel Senderos, indicó que “es necesario y urgente derogar todos los puntos de la Ley de hidrocarburos estatal que premian e incentivan el fracking, desprotegiendo el territorio y poniendo en serio riesgo su patrimonio natural y medioambiental”, con una técnica que su partido “rechaza por completo y que también rechaza la mayoría social alavesa”.

Senderos ha recordado que el grupo parlamentario socialista obtuvo el apoyo mayoritario del Congreso de los Diputados, con los votos en contra del PP “hace ahora justo un año, a una proposición no de Ley para prohibir en todo el país la utilización de técnicas de prospección de hidrocarburos mediante fractura hidráulica (fracking) y que el PSOE lo rechaza en su ponencia del último Congreso”. Por ello, el PSOE se “compromete a seguir trabajado a nivel político e institucional para que el fracking no sea una alternativa” en territorio alavés.

La falta de “soberanía energética”

Tras recordar que la ley antifracking se aprobó en el Parlamento vasco gracias a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que recabó más de 100.000 firmas en apoyo a la misma, ELA aseveró que “esta respuesta del Estado español es una clara evidencia de que se sigue favoreciendo un modelo de energía insostenible, basado en la potenciación de las energías fósiles”.

“Este modelo va en contra de la necesaria soberanía energética que tenemos los pueblos para poder decidir qué energía consumimos y cómo queremos que se genere”, ha denunciado, para asegurar que la anulación de parte de los artículos de esta ley es “un nuevo golpe a las energías renovables, a la vez que deja la puerta abierta nuevamente a energías que por activa y por pasiva hemos dicho que rechazamos“.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*