El sector de las renovables califica la suspensión de primas de “nuevo agravio” y de “error histórico”

Publicado en ene 27 2012 - 7:13pm por admin

La Fundación Renovables cree que la suspensión de primas es un “error histórico”

El presidente de la Fundación Renovables, Javier García García Breva, consideró que la decisión del Gobierno de suspender temporalmente las primas a nuevas instalaciones renovables es un “gravísimo error histórico” fruto de la “improvisación”.

García Breva señaló que la medida fue “absolutamente impuesto por las grandes eléctricas” sin diálogo con el sector de las renovables.

“Si España ha sido líder mundial en algo, ha sido en las renovables. Esta decisión va a retrasar el desarrollo tecnológico e irá contra una industria nacional que ha sido líder. El PP ha decidido que no lo sea“, afirmó.

La medida, que calificó de “injusta”, supone en su opinión un “despropósito” y no contribuye a acabar con la crisis, en un escenario de subida de precios del petróleo y del gas. “Parar las renovables solo va a contribuir a que se consuma más petróleo, gas y carbón importado”, lo que aumentará la dependencia, lamentó.

Además, García Breva advirtió de que “las renovables no son el problema” y de que “la luz va a seguir subiendo” no solo por el encarecimiento del crudo y del gas, sino también por la decisión del Gobierno de trasladar a la tarifa costes extrapeninsulares previstos para los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

De hecho, señaló, “el nuevo Gobierno ha incrementado el déficit de tarifa hasta la fecha” al trasladar el coste de las extrapeninsulares y al congelar la luz en enero.

El presidente de la Fundación Renovables advirtió de que el parón provocará pérdidas de empleo y recordó que el sector da trabajo a 180.000 personas, al tiempo que tiene previsto generar 300.000 puestos hasta 2020, según el Plan de Energías Renovables. “En un grave escenario de paro, se para un sector que crea empleo”, lamentó.

“Si se pliega a los intereses de Unesa (Asociación Española de la Industria Eléctrica), España va camino de una crisis energética”, advirtió el presidente de la Fundación.

UNEF considera que la decisión de Industria es un “nuevo agravio” contra el sector

Por su parte, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), que reúne a todas las asociaciones empresariales del sector, manifestó su sorpresa por la decisión del Gobierno de suspender temporalmente las primas de las nuevas instalaciones de Régimen Especial.

Consideró que se trata de una “medida que agravará la situación del sector fotovoltaico español, seriamente afectado, sin que se hayan resuelto los graves problemas de retroactividad e inseguridad jurídica que afectan al mismo”.

Este colectivo entendió que esta decisión provoca un “nuevo agravio y perjuicio para un sector productivo, como el fotovoltaico, que ya está castigado por anteriores reducciones en la retribución, en la capacidad productiva y en la rentabilidad y viabilidad financiera de las instalaciones”.

Por ello, la UNEF solicitó del Gobierno medidas inmediatas, encaminadas a una nueva definición del mix energético, de modo que todas las tecnologías tengan un espacio razonable, seguro, equitativo y capaz de generar empleo y contribuir a una reactivación económica adecuada a las circunstancias actuales.

El sector fotovoltaico apremió a todas las administraciones a trabajar por un reparto adecuado de cargas y compromisos entre todos los agentes implicados en el sector energético, de manera que todos contribuyan a la necesaria sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Asímismo, UNEF invitó a los responsables gubernamentales a considerar que, con esta moratoria, anunciada sin que se hayan solucionado los problemas anteriores, de flagrante retroactividad y falta de seguridad jurídica, no se impida el establecer condiciones que mantengan a España en el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad marcados por la Unión Europea, en sus diversas directivas, y asumidos por todos los países.

Por su parte, UNEF Canarias pidió al ministro de Industria que con “urgencia rectifique” la decisión del Gobierno y reclamó una política energética equitativa y que reconozca las ventajas de las renovables en el Archipiélago, más baratas que las convencionales.

Canarias, indicó UNEF, no puede permitirse un “nuevo golpe” a uno de los escasos sectores con los que cuenta para la necesaria diversificación de la economía, puesto que esta decisión agravará la frágil situación del sector fotovoltaico, sin que se hayan resuelto los graves problemas de retroactividad e inseguridad jurídica que afectan al mismo.

Según UNEF, medidas como la adoptada por el Gobierno español “dan la puntilla a un sector que poco a poco volvía a reponerse y a conseguir atraer inversión local y extranjera, que sin duda alguna abandonará sus planes de desarrollo en las Islas ante un nuevo cambio de las reglas de juego que el PP denunció reiteradamente” cuando estaba en la oposición.

ASIF dice que la suspensión de las primas para las renovables destruirá “cientos de miles de empleos”

La Asociación de la Industria Fotovoltáica (ASIF) advirtió de que el parón a la instalación de nueva potencia renovable con prima aprobado por el Consejo de Ministros supondrá la destrucción de “10.000 empleos en el sector”.

La desaparición de estos puestos de trabajado puede tener un coste de cerca de 120 millones de euros al año en prestaciones por desempleo, por encima de los 70 millones de euros anuales que habría recibido en primas la nueva potencia fotovoltaica implantada durante el mismo año.

El portavoz de la organización, Tomás Díaz, calificó la medida de “sorprendente, injusta, innecesaria e incomprensible”, a la vez que expresó el rechazo “total y absoluto” de la asociación.

Según Díaz, la suspensión de la instalación de potencia renovable con prima será “negativa” para España tanto a nivel económico como social, “pues hay bastantes informes que aseguran que la energía renovable es positiva para el país”.

ASIF señaló que “aún es pronto” para emprender acciones en contra del real decreto ley que aprobará la medida, “ya que todavía no sabemos cómo se desarrollará ni por cuánto tiempo”. No obstante, Díaz se mostró pesimista sobre la posibilidad de frenarlo, “pues el Gobierno tiene mayoría absoluta en el Parlamento”.

Protermosolar corrige a Soria y dice que las renovables no provocan déficit público

La asociación empresarial de la industrial termosolar, Protermosolar, señaló que el ministro de Industria, Energía y Turismo cometió un “error” al considerar que la supresión temporal de primas a las renovables reduce el déficit público, ya que estos incentivos van a la tarifa eléctrica.

“Las renovables no contribuyen al déficit público, sino al contrario. Crean empleo y contribuyen al PIB, en un momento en el que el país necesita generar actividad“, afirmó el secretario general de la asociación, Luis Crespo.

“Desde este punto de vista” la medida del Gobierno de suspender de forma temporal las primas a la nueva potencia renovables es “peligrosa y preocupante”, señaló, antes de expresar su deseo de que la suspensión temporal “dure poco”.

En todo caso, Crespo señaló que la decisión del Ejecutivo “tranquiliza” a Protermosolar, que temía un recorte que afectase a los cerca de 1.100 megavatios (MW) que se encuentran en la actualidad en el registro de preasignación.

“La buena noticia es que las plantas en construcción avanzada van a poder acabarse y de que no se cumplen los rumores sobre posibles medidas retroactivas“, afirmó.

En la actualidad, hay 1.200 MW termosolares conectados a la red, y Crespo espera que el sector pueda cerrar 2013 con el objetivo de 2.400 MW instalados, de modo que la medida no afectaría a los proyectos actuales.

La AEE advierte de que la “moratoria” a la eólica pone en peligro su sector industrial

Asimismo, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) expresó su “preocupación” ante el anuncio “sorpresa” del Gobierno de suspender la instalación de nueva potencia renovable con primas, ya que la medida “pone en peligro su industria”.

Junto a esto, la decisión del Gobierno “compromete el desarrollo futuro de este importante sector, así como las más de 30.000 personas empleadas en el mismo”, advirtió la asociación eólica.

Si se paraliza la eólica hoy, cuando apenas le quedan unos años para ser competitiva sin incentivos y ya ha alcanzado la madurez industrial, se pondría en riesgo un sector que es líder mundial, que exporta más de 2.400 millones de euros al año y es fundamental para la independencia energética de España“, afirmó la AEE.

Además, la asociación consideró que, con esta medida, el Gobierno no tiene en cuenta los “importantes beneficios de la eólica para la economía española”.

El sector eólico, señaló, es consciente de la “difícil situación económica y está dispuesto” a colaborar en la búsqueda de soluciones tanto para el país como para el sector, pero “en ningún caso es el causante del déficit de tarifa, por lo que tampoco debería ser el grueso de la solución”.

Por ello, AEE pidió al Gobierno una reunión urgente para explicar la gravedad de la situación y considera además necesario que el ministro de Industria, José Manuel Soria, “tome en consideración la ejecución de los parques eólicos en Canarias sujetos a un cupo pero todavía no registrados, por los beneficios que suponen a la economía española, al tener unos costes de generación inferiores a las plantas convencionales”.

El PSOE acusa al Gobierno de “engañar” en materia de política energética

El secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del PSOE, Hugo Morán, acusó al Gobierno de “engañar a los españoles una vez más” porque su plan de política energética explicado por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, “no es otro que potenciar el peso de la nuclear y reducir el de las renovables”.

Morán extrajo esta consideración tras las decisiones formalmente adoptadas por el Ejecutivo estas semanas, entre las que destacó la revocación del cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y aprobar una “moratoria para las energías renovables”.

A su juicio, se trata de un “gravísimo error estratégico que no puede justificarse” en un “hipotético” plan de lucha contra la crisis mientras que el sector renovable es “uno de los más pujantes y con mayor capacidad para crear empleo”.

Por eso, criticó al Gobierno de Mariano Rajoy porque, en su opinión, “aplica la máxima conservadora de que inventen otros” mientras excluye a España de la carrera tecnológica que “impulsará” el salto a una nueva economía.

“Es tanto como decir que España se suicida económicamente al detener su capacidad de progreso“, reflexionó el responsable de Medio Ambiente socialista.

En todo caso, aunque reconoció que se trata de una “decisión legítima” del Ejecutivo no es posible quedarse callado ante un “gravísimo error” que perjudicará “gravemente” los intereses futuros de España y que va en la dirección contraria de la apuesta que hacen los gobiernos de los países con las economías más pujantes en la lucha contra la crisis.

Finalmente, mostró su sorpresa ante la comparecencia el martes en el Congreso de los Diputados del ministro Soria porque considera que va al Parlamento “simplemente a dar cuenta de hechos consumados”.

En el mismo sentido se expresó la portavoz de ICV en la comisión de Energía del Congreso de los Diputados, Laia Ortiz, para quien esta decisión “es una involución” que sólo se explica “por la voluntad del Gobierno de mantener los privilegios a las eléctricas, el sector nuclear e hidráulico, que actualmente ganan beneficios millonarios a costa de una mala regulación del sector”.

Vamos al revés de Europa, donde existe una clara apuesta para reducir las emisiones y aumentar el porcentaje de energías renovable en más del 30% en 2020″, denunció.

Ortiz aseguró que esta decisión “hipoteca el futuro y un sector estratégico para avanzar hacia un modelo productivo que genere empleo” y recordó que en España somos pioneros y competitivos en tecnología vinculada a las renovables y esta decisión “se pagará también en términos de puestos de trabajo en un sector que estaba creciendo y que tiene potencial para la creación de empleo”.

También el portavoz de EQUO, Juan López de Uralde, cree que esta decisión coloca a España en una situación de “inferioridad” con respecto al resto de Europa, donde se está apostando decididamente por la energía renovable.

López de Uralde denunció que en los últimos dos años se perdieron “miles de puestos de trabajo en el sector de las energías renovables debido a la falta de apoyo institucional”, un “contrasentido” en un país “que cumple todos los requisitos para ser líder en este sector”.

“Cada vez está más claro que este Gobierno ha decidido ceder a las presiones de las grandes eléctricas y apostar por un modelo energético basado en los combustibles fósiles y las nucleares. Es decir, justo al revés de lo que están haciendo otros países europeos”, ha lamentado.

Rechazó, asimismo, que se esgriman razones económicas y de déficit tarifario para justificar este recorte y exigió al Ejecutivo que diga la verdad sobre los precios reales del gas y el petróleo y lo que supone seguir apostando por “estas energías contaminantes”.

Griñán cree que la suspensión de los incentivos a las renovables es una “amenaza terrible” para Andalucía

Para José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, la suspensión temporal acordada por el Gobierno central en cuanto a las ayudas para las nuevas instalaciones de producción energética desde fuentes renovables implica una “amenaza terrible” para Andalucía y supone, además, recortes en una “fórmula económica de futuro”.

Y es que, a su juicio, una medida de esta naturaleza, incide especialmente en Andalucía dada la “apuesta por las energías renovables” que experimentó la comunidad autónoma en los últimos años. A tal efecto, avisó de que este reciente Decreto Ley constituye “una amenaza terrible para cientos de municipios andaluces que tenían puestos sus esperanzas en las energías renovables”.

“Recortar ahora en energías renovables es recortar en una fórmula económica de futuro y de lucha contra el cambio climático”, alertó el presidente andaluz.

Extremadura cree que la supresión de las primas pone en peligro proyectos

El Gobierno extremeño consideró que la suspensión temporal de las primas a las nuevas instalaciones de energía renovables anunciada por el Gobierno puede poner en peligro proyectos para la región.

Por este motivo, el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, pedirá una reunión urgente con el ministro de Industria, Energía y Turismo para abordar esta decisión, según informó el Ejecutivo extremeño.

El Gobierno extremeño consideró que esta decisión perjudica gravemente los intereses de la comunidad autónoma, dado el gran volumen de proyectos eólicos, termosolares, solares fotovoltaicos y de biomasa que estaban sobre la mesa.

El Ejecutivo regional mantiene su defensa de un sector que considera estratégico, como es el de las energías renovables, y pedirá explicaciones acerca de la modificación del actual marco regulatorio dada la trascendencia que esta decisión puede tener sobre proyectos ya anunciados y que tendrían un gran impacto en materia de inversión y de generación de empleo en Extremadura.

Rivero pide que se mantengan para Canarias las ayudas a las renovables

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, consideró un “gravísimo error” la decisión adoptada por el Gobierno de suprimir las subvenciones a la producción de energía renovable y pidió el mantenimiento de estas ayudas para el Archipiélago.

Rivero manifestó que entiende que en la Península puede haber una sobreoferta energética, por la importancia que tienen determinadas energías renovables en el sistema energético, pero en el caso de Canarias no es así y por ello no se puede tratar a las islas “en el mismo conjunto”.

Canarias, agregó el presidente autonómico, necesita “impulsar, reforzar y ampliar” la participación de las renovables en el sistema energético canario y precisó que este tipo de energías son fundamentales, especialmente cuando se quiere diseñar un modelo económico sostenible en el que las energías tienen un papel muy importante.

Además manifestó que la producción energética es diferente en un sistema insular que en uno peninsular y aseguró que no desequilibra las cuentas del Estado que estas ayudas se mantengan en Canarias.

Greenpeace rechaza la moratoria a las renovables impuesta por el Gobierno

También, Greenpeace consideró muy negativa la decisión del Gobierno de paralizar el desarrollo de las energías renovables en España, ya que supone “condenar al paro” a decenas de miles de personas y paraliza uno de los pocos sectores en que España tiene perspectivas de progreso y exportación.

Greenpeace señaló que la resolución del Ejecutivo va en dirección contraria a las normativas europeas que obligan a los países miembros a desarrollar las renovables.

España está obligada a alcanzar un objetivo del 20% de energía de origen renovable para 2020, tal como establece la Directiva 2009/28/CE, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. Dicha obligación se concretó en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables y en el Plan de Energías Renovables, que especifican las medidas para alcanzar dicho objetivo”, añadió.

Según José Luis García Ortega, responsable del área de Investigación e Incidencia” de Greenpeace, “paralizar las renovables es justo lo contrario que tendría que hacer el Gobierno y es un regalo a las compañías eléctricas”.

García Ortega subrayó que “España necesita más energías renovables para crear empleo, reducir las emisiones y romper la actual dependencia de fuentes de energía que no tenemos y que cada vez cuestan más”.

El responsable de Energía de Ecologistas en Acción, Rodrigo Irurzun, reconoció, por su parte, que el anuncio de Industria no le sorprendió, puesto que “hay un mensaje continuo por parte del Gobierno y el lobby eléctrico de denostar a las renovables” y advirtió de que estas ayudas habían contribuido a bajar el precio de la energía y a generar empleo.

“Hay estudios que comparan las primas que se les dan a las renovables con los beneficios que se obtienen en cuanto a una menor importación de combustibles fósiles, generación de empleo y reducción del precio de la energía eléctrica y al final aportan más dinero del que reciben en primas”, aseguró.

Irurzun subrayó, asimismo, que esta decisión del Ejecutivo “no es la mejor manera de luchar contra el cambio climático y de afrontar los compromisos que se han asumido en la Unión Europea.

Por su parte, Raquel García Monzón, técnico de Energía de WWF España, lamentó que esta decisión supone “un freno al desarrollo de las energías renovables futuras”.

“Frenar el desarrollo de las renovables supone una pérdida de competitividad de un sector en el que somos líderes y demuestra una falta de visión estratégica a largo plazo sobre el sector de las energías”, que -apuntó- debe estar enfocado a un modelo energético que sea sostenible y limpio.

Además, García Monzón subrayó que esta decisión “puede destruir puestos de trabajo” debido a la paralización de los proyectos previstos.

Criticó que se asocie el problema del déficit de tarifa a las primas a las renovables y señaló que “no se puede penalizar solo a un sector”.

El director de Investigación de Oceana Europa, Ricardo Aguilar, tachó de “irresponsable” la decisión de Industria, “que sigue apostando por energías sucias cuando hay una necesidad urgente de poner en marcha nuevos sistemas de renovables”, en especial aquellas que aún no se han desarrollado, como es el caso de las marinas.

Subrayó que “las energías sucias tienen muchísimas ayudas que generalmente no suelen ir a través de la tarifa eléctrica”.

“Están hablando de bajar la tarifa eléctrica, pero si pusiéramos en la tarifa eléctrica todos los costes de carbón, de petróleo, de gas y de las nucleares, la tarifa se dispararía“, advirtió Aguilar para después explicar que esos costes “nos lo cargan a través de impuestos indirectos”.

También destacó que la apuesta por las renovables “generaría muchísimos puestos de trabajo”, mientras que las “energías sucias” sitúan al país en una situación de “enorme dependencia” del exterior.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*