Equo avisa al presidente Sánchez de que estarán “vigilantes” con la política medioambiental y “darán caña” si no hay cambios

Publicado en jun 5 2018 - 1:33pm por Energía Diario

Europa Press.- Equo ha avisado al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que estarán “muy vigilantes” con lo que su Ejecutivo, que previsiblemente se nombrará esta semana, haga en materia medioambiental, aunque aseguran que ofrecen su “mano tendida” para que haya “cambios”, ya que se muestran confiados con los socialistas.

Peor que estábamos no vamos a estar, creemos que el PSOE puede hacer muchos cambios”, ha afirmado el miembro y coportavoz del partido ecologista Juan López de Uralde, que apunta que Equo “quiere creer” a Sánchez cuando este les trasladó que escucharía sus propuestas, pero que si, por el contrario, su periodo de mandato es un “lavado de cara”, el partido estará “dando caña”.

“El medio ambiente no puede esperar, tiene que cambiar desde el minuto uno”, ha insistido la también coportavoz de Equo, Marta Santos. Tanto López de Uralde como Santos insisten en que hay “cosas concretas que tienen que hacerse sí o sí” en lo que queda de legislatura con un nuevo Gobierno, como es el caso de la eliminación del impuesto al sol, la creación de un Ministerio específico de Medio Ambiente desligado de Agricultura y la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Ambos han presentado en Madrid las Diez propuestas ecologistas para frenar la crisis medioambiental de Equo, un documento que en principio se trataba de una “crítica” a las actuaciones del Ejecutivo de Mariano Rajoy en materia de medio ambiente y que, ahora, van dirigidas al nuevo Gobierno de Sánchez con el objetivo de que haya “verdaderamente un cambio”, según ha manifestado López de Uralde.

De la decena de sugerencias que hace Equo, la “primera prioridad” es la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, pues critican que hasta la fecha no hay siquiera un borrador de dicha ley. En concreto, Equo reclama que esta Ley sea “ambiciosa”, que tenga objetivos concretos, que sea transversal y que implique a todos los sectores afectados. Además, insisten en que se establezca un calendario concreto para el cierre de centrales nucleares y de carbón.

Igualmente, hacen hincapié en la necesidad de electrificar el transporte para reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero, un mayor control y transparencia sobre las emisiones de vehículos, y que el Gobierno central impulse medidas como las que ya realizan los ayuntamientos de Madrid, Barcelona o Valladolid de restricción del tráfico.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*