España tiene que aprovechar su liderazgo en renovables tras el informe de la ONU, según Ribera

Publicado en may 10 2011 - 4:33pm por admin

Además, la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera destacó la “gran capacidad de avance y liderazgo” de España, una situación que, a su juicio, el país debe “aprovechar”.

Así, Ribera señaló que el informe del IPCC pone de manifiesto hasta que punto “el desarrollo de energías solo sostenibles, con presencia máxima de las renovables usadas de modo eficaz y aprovechando su potencial local, serán un realidad”. “España ha recorrido un lago camino y cuenta con una gran capacidad de avance y liderazgo que debemos aprovechar”, apuntó.

Del mismo modo, aseguró que en este Informe, España jugó un papel muy importante en su elaboración, ya que de los 124 científicos que participaron a nivel mundial, España contribuyó con “dos autores líderes”: Luisa Cabeza, de la Universidad de Lleida, y Hugo Lucas, del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que actualmente, trabaja en la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

El MARM indicó que el principal objetivo de este Documento es atender las necesidades de información de los responsables políticos, el sector privado y la sociedad civil, sobre el potencial de las energías renovables para la mitigación del cambio climático. El Informe constituye una referencia esencial sobre el papel que juegan y jugarán las energías renovables en la mitigación del cambio climático, explicó el MARM.

En la reunión de este año, los especialistas recogieron en el documento que cerca del 80 por ciento de la demanda energética mundial podría cubrirse con energías renovables en 2050, si se acometen las políticas energéticas públicas “correctas” que avalan este objetivo.

Además, los investigadores que trabajaron con el IPCC añadieron que el nivel de penetración ascendente de las energías renovables podría incluso alcanzar ahorros de gases de efecto invernadero de entre 220 y 560 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente entre 2010 y 2050.

Así, en el máximo de los escenarios analizado, esto representaría un recorte de alrededor de un tercio de los gases de efecto invernadero (GEI) respecto a las proyecciones actuales y podría lograr mantener las concentraciones de GEI en 450 partes por millón. Al mismo tiempo se contribuiría a mantener el aumento de la temperatura global del planeta por debajo de 2 grados centígrados, compromiso que se asumió en la Cumbre del Clima de Cancún, en diciembre de 2010.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*