Facua asegura que suspender el impuesto a la generación bajará la luz “poco más de lo que cuesta un café”

Publicado en sep 30 2018 - 9:51am por Energía Diario

Europa Press.- Facua ha advertido que la medida anunciada por el Gobierno de suspender el impuesto del 7% a la generación eléctrica bajará la luz “poco más de lo que cuesta un café“. En este sentido, su portavoz, Rubén Sánchez, calificó de “bochornoso” que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, “haya anunciado con tanta grandilocuencia una medida que venían reclamando las propias compañías eléctricas desde que se creó el impuesto por el Gobierno de Rajoy“.

Asimismo, Facua subraya que en septiembre la factura de un consumidor medio se ha encarecido un 3,4%, unos 2,74 euros, por lo que el incremento interanual es del 15,4%. Por ello, la asociación considera “una tomadura de pelo” que el Gobierno haya afirmado que su medida va a “aliviar la factura eléctrica a los consumidores“. Hay que recordar que Facua entregó sus propuestas sobre el suministro eléctrico al secretario de Estado de Energía, José Domínguez. La asociación pide la bajada del IVA al 4%, desde el 21% actual, lo que, según sus cálculos, ahorraría al usuario medio casi 130 euros anuales. Asimismo, propone crear una tarifa regulada para todas las familias que no superen los 10 kW de potencia contratada.

“Sólo beneficiará a la industria”

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) exige una “revisión completa” del sistema eléctrico para reducir la factura de la luz, ya que considera que la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica “sólo beneficia a la industria y no supondrá una rebaja en el precio de la energía para los consumidores“. En este sentido, la organización afirma que es necesaria esta revisión completa del sistema, “en la que los diferentes agentes que participan en él reciban una remuneración razonable, pero también en el que los consumidores tengan unas tarifas accesibles para todos los hogares”.

Asimismo, considera que la medida anunciada no provocará de forma automática una rebaja en el precio de la energía y puede provocar, si no se cuenta con ingresos adicionales, “que haya una subida de las tarifas de acceso en enero de 2019″. Al menos, OCU valora “positivamente” el avance que supone que el Ministerio para Transición Ecológica identifique como un problema el sistema de fijación de precio del mercado mayorista y que plantee “la necesidad de revisar el bono social, ampliándolo también a la calefacción”.

Sin embargo, la OCU considera que la ausencia de detalles concretos sobre las medidas propuestas genera “serias dudas sobre su utilidad real para el consumidor”. Así, pide que se concreten las acciones y propone una combinación de medidas que permitan “una factura más justa”, entre las que figuran la retirada o limitación de los conceptos que incrementan artificialmente la factura, así como la asignación de una mejor distribución de los costes entre los diferentes tipos de consumidores y la aplicación de mecanismos para frenar el incremento artificial del precio de la energía en el pool.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*