Francia rechaza el desarrollo de la interconexión de gas por Irún hasta el año 2013

Publicado en oct 29 2009 - 7:28pm por admin

La Comisión Nacional de Energía (CNE) ha informado de que las administraciones y reguladores franceses y españoles han decidido que las inversiones se destinarán exclusivamente a desarrollar la interconexión de Larrau (Francia), cerca de Navarra.

Este proyecto requerirá una inversión de 1.100 millones de euros, de los que 600 millones corresponderán a España y 500 a Francia.

La capacidad de la interconexión gasística entre España y Francia será de 5,7 bcm (5.700 millones de metros cúbicos) una vez finalizada la infraestructura de Larrau, en lugar de los 7 bcm que se hubieran alcanzado de acometerse también el proyecto de Irún.

El rechazo francés a la interconexión de Irún se constató en la reunión que el Grupo de Implementación (IG) de la Iniciativa Regional del Sur de Gas (S-GRI) mantuvo en Madrid el pasado 26 de octubre, en la que participaron tanto los reguladores portugués, francés y español como representantes de los ministerios español y francés y las empresas transportistas de ambos países con intereses en el procedimiento.

Según explica la CNE, tanto el regulador como el transportista franceses argumentaron que Irún no debía construirse porque finalmente sólo se han asignado 249 gigavatios hora al día (GWh/día), sin llegar a los 250 que exigía el documento inicial en el que se estableció el procedimiento de asignación de capacidades.

Por su parte, los reguladores y transportistas españoles y portugueses defendieron que la interconexión por Irún está justificada desde un punto de vista técnico, económico y de seguridad de suministro.

Para los agentes españoles, ambas infraestructuras deberían desarrollarse porque han despertado un gran interés en el mercado de las comercializadoras, que han solicitado el doble de la capacidad ofertada en el sentido España-Francia y el 58 por ciento de la oferta en el sentido contrario.

En otras ocasiones, subraya la CNE, ha sido suficiente con cubrir la totalidad de la capacidad en un sólo sentido para justificar las inversiones.

Además, los organismos españoles consideran que la diferencia entre la capacidad asignada que exigía el documento inicial, 250 GWh/día, y la que se ha logrado, 249 GWh/día, es mínima, de sólo el 0,4%, de manera que no debería impedir el desarrollo de unas infraestructuras que consideran necesarias.

Los agentes españoles también aseguraron que el desarrollo de la interconexión de Irún supondría un paso importante para la creación de un mercado único del gas.

Por ello, consideran que rechazar la infraestructura en este punto de la tramitación podría crear una gran incertidumbre en el sector y perturbar los planes de negocio de las empresas comercializadoras.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*