Gasolineras cerradas y ambiente en calma con las restricciones de combustible en Cuba ante las dificultades de suministro desde Venezuela

Publicado en abr 11 2017 - 10:08am por Energía Diario

EFE.- Cuba limita la venta de gasolina especial sólo a los automóviles alquilados por los turistas, una medida que aún no se hizo pública y que llega en un momento en el que se han reducido los envíos a la isla de crudo subsidiado desde Venezuela debido a la crisis en ese país. Por ello, varias estaciones de servicio que expenden solo gasolina especial permanecen cerradas en un ambiente de normalidad.

Algunas de las gasolineras que solo venden combustible de alto octanaje, el más difícil de encontrar, ya exhibían recientemente los conos y cintas amarillas que indican que están fuera de servicio. Otras, como la ubicada en la céntrica esquina habanera de 25 y G, en la misma donde había largas filas para cargar gasolina premium, mantenían cerradas las bombas dedicadas a ese tipo de combustible. En otras sin embargo, sí hay disponibilidad de gasolina especial pero sólo para la venta en efectivo, o lo que es lo mismo, para autos privados o alquilados para turismo.

El sector estatal cubano solo puede comprar combustible mediante tarjetas prepago emitidas por la Financiera Cimex S.A (Fincimex) en las gasolineras de la Unión Cuba-Petróleo (Cupet). Una circular interna señaló que en las estaciones de servicio de Cupet solo se vendería gasolina especial a los autos rentados para el turismo, que además podrían cargar regular, algo que no estaba permitido hasta ese momento. Ni los trabajadores de las gasolineras ni los directivos de Cupet confirmaron ni desmintieron la nueva medida. A pesar de que se podía comprar gasolina especial con dinero en efectivo, solo se veían autos de turismo cargando premium en las gasolineras visitadas.

En La Habana se vive un ambiente de tranquilidad típico y en las estaciones de Cupet hay menos autos en comparación con las largas filas de otros días, en parte porque muchos aprovecharon para llenar tanques y bidones ante las especulaciones que comenzaron a escucharse en la calle. De acuerdo a la circular, la gasolina especial que quede como inventario en las estaciones de servicio de Cupet solo se venderá en efectivo y a los turistas hasta que se agote.

Cupet no entregará gasolina especial a las empresas estatales que la tienen asignada, que deberán consumir en su lugar gasolina regular en las mismas proporciones en que tenían adjudicada la premium. Para asegurar el cumplimiento de la disposición, se inhabilitarán las tarjetas magnéticas utilizadas por las empresas estatales para comprar gasolina especial, aunque estén ya pagadas, y en su lugar se sustituirán por tarjetas para premium. A pesar de la medida, las empresas estatales deberán garantizar la continuidad de sus actividades productivas y servicios, concluye la misiva. Cupet produce anualmente alrededor de 4 millones de toneladas de petróleo pesado y alrededor del 97% de la producción de gas se dedica directamente a la generación eléctrica.

A pesar de que varios medios extranjeros se han referido al comunicado interno, los medios cubanos, todos estatales, aún no han tocado el tema, por lo que se desconoce si la medida se extenderá más allá de abril o si se repondrán las actuales existencias de gasolina especial cuando se agoten. Las restricciones en la venta de gasolina especial se producen cuando el país busca un suministro alterno de combustible ante la reducción del crudo subsidiado que recibe desde 2003 de Venezuela, que llegó a alcanzar los 100.000 barriles diarios y que, debido a la crisis en ese país, se redujo a unos 55.000 barriles.

En julio de 2016, el presidente cubano Raúl Castro admitió públicamente que la “contracción” en los suministros de combustible de Venezuela a la isla había provocado “tensiones adicionales en el funcionamiento de la economía cubana”. En ese momento llamó a reducir gastos y potenciar el ahorro, al tiempo que anunció recortes en las asignaciones de combustible y en el consumo de electricidad al sector estatal. Cuba, que en 2016 entró en recesión por primera vez en 23 años al decrecer su economía en un 0,9%, aspira a relanzar sus proyectos de prospección petrolera con la ayuda del capital extranjero, para reducir su dependencia energética del exterior, de casi el 50%.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*