Greenpeace asegura que “ningún” país ha logrado gestionar de forma segura sus residuos nucleares y pide el cierre de centrales

Publicado en feb 16 2019 - 8:06am por Energía Diario

Europa Press.- La organización ecologista Greenpeace ha publicado un informe a nivel mundial en el que asegura que “ningún” Estado ha logrado gestionar “de forma segura” sus residuos nucleares y señala que 2019 será decisivo en esta cuestión ya que se prevé la aprobación de un nuevo plan nacional de residuos que sustituya al anterior, de 2010.

Por ello, la ONG reclama la paralización de los residuos radiactivos y exige que cada industria se encargue de gestionar sus propios residuos. El documento analiza la situación de los residuos nucleares en distintos países como Estados Unidos, Francia, Japón, entre otros. La responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, Raquel Montón, denuncia que el “preacuerdo” entre el Gobierno español y las compañías eléctricas, que contemplaría un cierre de las centrales nucleares a partir de 2025, supone “un riesgo innecesario” que prioriza las cuentas de resultados de las empresas “frente al coste para la sociedad”.

La ONG insiste en que el Gobierno debe contemplar “con rigor”, en el Plan de Energía y Clima, que el coste de desmantelar las centrales y de gestionar los residuos sea “íntegramente cubierto” por las empresas titulares de las plantas. “Toda industria debe ser capaz de sufragar la gestión de los residuos que produce, además de evitar que la población y el medio ambiente se vean expuestos a graves riesgos. No puede haber excepciones, sobre todo en lo referente a los residuos nucleares, algunos de los cuales son extremadamente perjudiciales y peligrosos”, ha añadido Montón.

Asimismo, expone que para Greenpeace la opción “menos perjudicial” para el combustible gastado, seguirá siendo el almacenamiento temporal cerca de la superficie, en superficie o en seco, ya que deja abiertas todas las puertas para las generaciones futuras y hace posible vigilar los residuos fácilmente. Sin embargo, no aporta ninguna solución para los dilatados plazos necesarios. Finalmente añade que ve un “peligroso sinsentido” seguir promoviendo la minería de uranio en España, donde se está estudiando el proyecto de la empresa australiana Berkeley en Retortillo (Salamanca).

Sobre el Autor

Dejar comentario

*