Imaz (Repsol) defiende que el gas natural y el petróleo seguirán jugando “un papel central” en la transición energética

Publicado en may 8 2018 - 6:41am por Energía Diario

EFE.- El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, asegura que el gas natural y el petróleo seguirán formando parte de la solución dentro de la transición energética hacia la descarbonización de las economías. El directivo del grupo, cuyo 65% de su producción total y el 75% de sus reservas son de gas natural, subrayó que tanto esta fuente como el petróleo “van a jugar un papel central” en la transición energética.

Imaz consideró que todas las fuentes de energía “serán necesarias” hasta 2040 y destacó que la transición energética dependerá de las realidades energéticas de cada país y de la tecnología. “No hay un solo camino hacia la transición energética”, apuntó. A este respecto, el ejecutivo señaló que los hidrocarburos “seguirán jugando un papel importante” en el mix en ese horizonte. El directivo apuntó que el sector energético afronta tres desafíos, en un escenario en el que la demanda de energía de la población mundial crecerá, como son el acceso universal, la sostenibilidad y la competitividad.

El consejero delegado de Repsol, que pidió también “neutralidad tecnológica” en la transición energética, subrayó que las emisiones de CO2 son un problema a afrontar y valoró los “ambiciosos” objetivos de reducción marcados con el Acuerdo de París (COP21). No obstante, destacó que la reducción de emisiones debe hacerse “eficientemente y se debe proteger a la industria española”, ya que la competitividad de la energía es esencial “para el crecimiento sostenible”. Por ello, afirmó que se debe conseguir una energía “barata”, a pesar de ser conscientes de que todas las decisiones que se adopten “alteran” el precio de la energía.

Por su parte, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, coincidió en la necesidad de que la transición sea “compatible” con el crecimiento económico. “Si Europa reduce sus emisiones a costa del crecimiento económico, ningún otro querrá seguirnos”, auguró. Navia aseguró que es necesario mantener la neutralidad tecnológica, “sin apostar claramente por una energía”, y ser claros “en cuanto a los costes y beneficios”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*