Industria y Repsol mantendrán las prospecciones en Canarias, a pesar de que RWE abandonó el proyecto

Publicado en sep 23 2013 - 9:26pm por admin

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, realizó estas afirmaciones al término de la reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP de Canarias, y aseguró que las prospecciones “van bien y por los procedimientos reglamentarios”.

A su juicio, el estudio de impacto ambiental del proyecto de Repsol es muy riguroso y denso, con la participación de muchos científicos, que está muy fundamentado e, incluso, adelantado a la normativa de la Unión Europea.

Los pasos van en la dirección para que el próximo año haya ya prospecciones y que, Dios lo quiera, fruto de ello se encuentre petróleo, gas o las dos cosas en aguas territoriales españolas”, apuntó.

En su opinión, el Gobierno central tiene que “acelerar” los trabajos porque lo peor que pudiera ocurrir es que, sobre la misma roca madre, “se hicieran prospecciones por parte de Marruecos, hubiese petróleo y lo extrajera, y España resultara que no pudiera hacerlo”.

Asimismo, Soria se mostró preocupado por “la contracampaña turística que hacen contra el turismo” el Gobierno canario y los presidentes de los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, ya que “va contra el primer sector de las economía” de las islas.

El ministro agregó que dispone de herramientas para “contrarrestarla” y que se hará una promoción adicional a través de la Secretaría de Estado de Turismo de los destinos Lanzarote y Fuerteventura.

“Lo peor que pudiera ocurrir es que, con unas perspectivas de crecimiento del sector en Canarias, fruto de algunas razones externas, que no tienen que ver con nosotros, justamente no las vayamos a aprovechar por una contracampaña”, añadió.

Soria recordó que escuchó -”hace algún tiempo”- al presidente del Gobierno canario -Paulino Rivero (CC)- que Marruecos no tenía interés en las prospecciones petrolíferas y que, ahora, no entiende que esté preocupado cuando anuncia lo contrario.

“A Marruecos lo que hay que pedirle es disculpas por la actitud que ha tenido y tiene el Ejecutivo canario en esta cuestión y así lo haré con el Gobierno marroquí porque nadie debe inmiscuirse en una cuestión de soberanía”, destacó.

El ministro resaltó su “total respeto” con las autorizaciones concedidas por Marruecos, una postura que cree que no comparte el Gobierno regional, pues “las ha cuestionado de manera fuera de lugar”.

Sobre la posición del PP en el tema de las prospecciones petrolífera después de que algunos dirigentes populares de Baleares se hayan posicionado en contra en sus aguas, aseguró que “es exactamente la misma” en toda España.

Soria explicó que las prospecciones en Baleares fueron autorizadas por parte del gobierno anterior -PSOE- y que el actual no las puede desautorizar aunque estén a una distancia entre 3 y 6 kilómetros de la costa. “Están bajo la legalidad vigente y tienen todo el derecho a hacerse”, sostuvo.

El ministro recordó que las prospecciones en aguas de Canarias se harán a más de 50 kilómetros de la costa, con todas las garantías medioambientales, por lo que pidió al Gobierno regional que, en esta materia, sea “serio”.

“Como canario me duele el ridículo que, en no pocas ocasiones, está haciendo el Ejecutivo regional con las prospecciones”, subrayó Soria, quien le recordó que cuantas acciones ha emprendido en los tribunales en contra de las prospecciones “todas han recibido un varapalo”.

Canarias dice que la alemana RWE renuncia a prospecciones

Por su parte, el Gobierno de Canarias aseguró que la compañía alemana RWE Dea Energy, asociada con Repsol para las prospecciones petrolíferas, decidió abandonar el proyecto por motivos estratégicos.

El proyecto de prospecciones fue autorizado por el Gobierno central a Repsol, que participa con un 50%, mientras que la compañía australiana Woodside cuenta con un 30% y RWE con un 20%.

Es por ello que el Gobierno de Canarias, que se opone a las prospecciones y que habla también en nombre de los cabildos de Fuerteventura y de Lanzarote, alabó la decisión de la compañía alemana, que “debe ser un ejemplo a seguir para Repsol y Woodside”.

Las tres administraciones canarias indicaron que están “muy cautelosas” por la retirada de RWE, porque su participación del 20% pasará “a otras empresas del sector sobre las que no se tiene ninguna información”.

El ejecutivo regional afirmó que “ha verificado” que RWE Dea Energy renuncia al proyecto y dedujo que el motivo es “la mala imagen que para la compañía alemana supone la realización de las prospecciones en un lugar tan conocido por sus bellezas naturales como Canarias y la fuerte oposición institucional y ciudadana al proyecto, por los efectos sobre el turismo y el medio ambiente”.

El comisionado para el Desarrollo del Autogobierno del Ejecutivo canario, Fernando Ríos, el PP y Repsol están promoviendo “una ofensiva mediática” en coincidencia con el plazo de alegaciones contra el estudio de impacto ambiental de Repsol.

El representante del Gobierno regional relacionó esa campaña mediática con las noticias aparecidas sobre el próximo inicio de prospecciones en aguas marroquíes cercanas a Canarias, ya que “no representan ninguna novedad”, puesto que se realizarán “a más de 500 kilómetros, muy lejos de la mediana con Canarias”. En cambio, el proyecto de Repsol es hacer las prospecciones a unas distancias entre 10 y 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura, aseguró.

Las tres instituciones canarias subrayaron que los operadores turísticos de Estonia, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Alemania y Noruega trasmitieron recientemente al ministro José Manuel Soria que el proyecto petrolífero amenaza la economía, el turismo y el medio natural de Canarias.

Fernando Ríos animó a la población y a las entidades sociales y públicas de todas las islas a presentar alegaciones al informe de impacto ambiental hasta el día 25 de septiembre en los registros del Gobierno de Canarias y en ayuntamientos, cabildos y delegaciones del Gobierno de España.

Repsol mantiene sus exploraciones en Canarias

Asimismo, Repsol tiene previsto iniciar sus exploraciones petrolíferas a unos 60 kilómetros de las aguas de Canarias para finales del próximo año 2014.

La puesta en venta de la unidad de negocio de RWE DEA, la filial de RWE que participa con la petrolera española en el proyecto de Canarias, está abierta desde hace “nueve meses” y ello “no cuestiona” el proyecto común con Repsol, según indicaron fuentes de la compañía que preside Antonio Brufau.

“No hay motivos para cambios”, sostuvieron, porque desde la compañía alemana señalaron que la venta es a largo plazo y se mantiene un “compromiso firmado” con la petrolera española.

Precisamente, en el pasado mes de enero, la alemana RWE DEA afirmó que “está considerando” la venta de su participación del 20% en los permisos de investigación de hidrocarburos “Canarias 1” a “Canarias 9“, autorizados al este de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, en la cuenca del Aaiún-Tarfaya.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*