Izquierda Unida pide la comparecencia del presidente del CSIC para explicar los “riesgos” del proyecto de Gas Natural en Doñana

Publicado en jul 26 2017 - 5:02pm por Energía Diario

Europa Press.- Mientras Podemos pide desde Andalucía la dimisión del presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo, y que el organismo aclare su postura “oficial” sobre el proyecto de Gas Natural Fenosa en Doñana, la diputada andaluza de Izquierda Unida, Eva García Sempere, ha registrado la petición de comparecencia urgente del presidente de la agencia estatal para que explique los posibles “riesgos”, tanto sísmicos como de contaminación, del proyecto.

García Sempere solicita que el responsable del máximo organismo público científico y de investigación del país explique en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso todos los datos de que disponga en relación a ese “proyecto de gaseoducto de Doñana, sobre el riesgo sísmico que puede suponer la ejecución total o parcial del proyecto y sobre el riesgo de contaminación o afecciones graves al acuífero de Doñana“, la mayor reserva de la biodiversidad en Europa.

La parlamentaria de Izquierda Unida por Málaga, encuadrada en Unidos Podemos, considera “muy importante que el presidente del CSIC se explique y que se le pueda preguntar en sede parlamentaria, mucho más ante las sucesivas polémicas que ha protagonizado al frente del organismo científico en relación a este delicado asunto“. Así, ha recordado que “ante las reiteradas exigencias de asociaciones, grupos ecologistas, sindicatos como CCOO y formaciones políticas para que el CSIC tomara cartas en el asunto y se implicara en la protección de este patrimonio natural”, la respuesta “ha oscilado entre la completa falta de iniciativa o el entorpecimiento al trabajo que realizan otros representantes de la comunidad científica”.

García Sempere hace referencia a un informe, sin autoría definida, emitido por investigadores del CSIC a petición del Defensor del Pueblo andaluz y que es “contundente”, según la diputada de Izquierda Unida, en contra del proyecto de Gas Natural al señalar, entre otras cuestiones, que “debido a que los 4 proyectos actúan sobre el mismo acuífero y el mismo sistema de placas y fallas, se considera que el riesgo sísmico que representa este proyecto es suficiente para, aplicando el principio de precaución, detener su aprobación y ejecución hasta que el proyecto conjunto, incluyendo los 4 subproyectos en que se subdividió, sea valorado adecuadamente por un equipo científico independiente y multidisciplinar”.

Para García Sempere, “quizás algunos partidos vean normal que el máximo responsable de un organismo científico público escriba cartas para dar explicaciones a la multinacional Gas Natural, implicada en multimillonarios y peligrosos proyectos; nosotras no lo hacemos“. Así, la diputada espera “oír las explicaciones que dé el presidente del CSIC para comprobar de primera mano si su labor está más cerca de una imprescindible independencia científica o de los argumentos de quien depende su nombramiento, en este caso, del ministro de Economía, Luis de Guindos”.

Podemos Andalucía pide su dimisión

Por su parte, el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, a través de su diputada autonómica Mercedes Barranco, reclamó la “dimisión” de Emilio Lora-Tamayo por el “grave escándalo del que está siendo protagonista” en relación al polémico informe remitido al Defensor del Pueblo Andaluz sobre el proyecto que promueve Gas Natural Fenosa en Doñana, al tiempo que ha solicitado al propio CSIC que aclare su posición “oficial” al respecto de dicho proyecto, que la formación morada rechaza. Así lo ha pedido la diputada Mercedes Barranco en el Parlamento andaluz, que ha criticado la actuación del presidente del CSIC respecto al referido informe que contiene unas “conclusiones contundentes sobre los grandes riesgos sísmicos” que acarrea el proyecto.

Barranco ha relatado que el referido informe está realizado “en base a otro informe que hizo el investigador Miguel de las Doblas”, científico cuya relevancia ha destacado porque “fue el que alertó de los peligros de la plataforma Castor”, proyecto que está siendo objeto de una investigación “por presunta prevaricación contra el medio ambiente“, de forma que tanto “el Estado como la empresa están siendo investigados y que nos está costando a todos los españoles 1.350 millones en concepto de indemnización por la paralización del proyecto”. Además, también ha indicado que entre los investigados figuran miembros del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), porque dicho proyecto contaba con un “informe favorable” de dicho organismo.

Barranco ha incidido en que el informe del CSIC en relación a Doñana “advierte de que, aunque el proyecto se haya troceado en 4 subproyectos, los cuatro afectan a un único acuífero, el acuífero Almonte-Marismas, y a una misma zona sísmica, placa o falla”, de forma que “alerta de que si el proyecto se pone en marcha sería sumamente peligroso por los riesgos sísmicos” y “pide que se paralice el proyecto en virtud del principio de precaución que establece la Unión Europea, y que se haga una investigación por un equipo multidisciplinar e independiente de los riesgos sísmicos del proyecto“.

La diputada de Podemos ha criticado que “lo más inaudito” tras conocerse dicho informe son las “declaraciones inadmisibles” que a su juicio ha realizado el presidente del CSIC, poniéndose “de lado de las grandes empresas del Íbex 35; en este caso de Gas Natural Fenosa“, además de que “deslegitima la opinión de uno de los científicos más prestigiosos en temas sísmicos, y echa piedras sobre su propia institución poniendo en cuestión el buen trabajo de los científicos del CSIC”. Tras insistir en que “es sumamente grave que el presidente del CSIC se dirija a Gas Natural para rendirle pleitesía”, Mercedes Barranco ha reclamado “su dimisión” y ha recordado que el presidente del CSIC “es nombrado por el Consejo de Ministros”.

Asimismo, ha anunciado que Podemos va a solicitar la comparecencia en el Parlamento de Andalucía del delegado institucional del CSIC en Andalucía, Miguel Ferrer, y del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, José Fiscal, “para que aclare esta situación y explique las medidas legales que la Junta va a llevar a cabo para paralizar el proyecto de gas”. En ese sentido, Barranco está convencida de que “ya ha llegado el momento” de pasar a la acción para paralizar el citado proyecto de Gas Natural. Asimismo, la parlamentaria de Podemos ha considerado también “fundamental” que el CSIC aclare la “propia posición oficial del organismo sobre Doñana”.

Barranco ha criticado que “esta maraña pueda servir al final para lavar la cara del PSOE respecto al proyecto de almacenamiento y extracción de gas”, cuando éste, según apostilló, “no sería posible sin la Autorización Ambiental Unificada (AAU) que emitió el Gobierno andaluz aun sabiendo que incumplía directivas europeas, que había sido troceado y que no cumplía la legislación básica”.

No obstante, la diputada de Podemos agradece la “rectificación” que, a su juicio, está protagonizando el PSOE “en los últimos tiempos”, y le ha dado la “bienvenida a la defensa de Doñana”, de la que Podemos Andalucía nunca se ha salido desde su llegada al Parlamento autonómico, según reivindicó Barranco. En esa línea, garantizó que Podemos mantendrá una actitud de “oposición leal” y “apoyará” al Gobierno de Susana Díaz “si está realmente interesado en paralizar el proyecto”, para lo cual le ha exigido que “vaya de una vez a los tribunales, actúe de una vez por todas y se deje de la política de anuncios“.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*