La AIE cree que Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos dominan actualmente el mercado de petróleo sobre la OPEP

Publicado en dic 29 2018 - 7:59pm por Energía Diario

Europa Press.- El reciente acuerdo para reducir la oferta de crudo en 1,2 millones de barriles diarios (mb/d) a partir de 2019, alcanzado entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores ajenos al cártel como Rusia no cambia las proyecciones de consumo y demanda para el 2019 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que subraya el papel “dominante” que actualmente ejercen en el mercado Arabia Saudí, Rusia y Estados Unidos en contraposición a la tradicional influencia del cártel.

Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos, cuya producción representa el 40% del total, son los actores dominantes”, señala la AIE, afirmando que actualmente la cooperación entre Arabia Saudí y Rusia es la base de gestión de la oferta de crudo, ya que los dos países “cuentan con una gran capacidad para hacer pivotar la producción en uno u otro sentido”.

En este sentido, la AIE apunta que, mientras una mayor caída del precio del crudo añadiría tensión a los presupuestos de estos países, en el caso del tercer actor, no presente en la reunión de Viena, pero que en la actualidad es el mayor productor y consumidor de petróleo del mundo, “los precios más bajos son bienvenidos”, aunque las empresas preferirían verlos lo suficientemente estables para estimular la inversión. “Aunque Estados Unidos no estuvo presente, nadie podría ignorar su creciente influencia”, destaca la AIE, recordando que en los últimos diez años el país ha reducido a 3,1 mb/d sus importaciones netas de petróleo, frente a los 11,1 mb/d antes de la revolución del petróleo shale.

“A medida que la producción crece de manera inexorable, las importaciones netas bajarán y aumentarán las exportaciones estadounidenses, añadiendo competencia en muchos mercados, incluidos algunos de los de los países reunidos en Viena”, apunta la agencia. De este modo, la AIE mantuvo sin cambios su pronóstico para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2019, que prevé en 1,4 mb/d, por encima de los 1,3 mb/d correspondientes al consumo global en 2018, añadiendo que “el impacto de los menores precios se ve compensado por las previsiones de crecimiento más débil de la economía, el debilitamiento de las divisas y las revisiones a la baja para países como Venezuela”.

Desde el lado de la oferta, la agencia incorpora a sus pronósticos un recorte de 415.000 barriles diarios en el suministro de crudo procedente de los países ajenos a la OPEP, que, por su parte, recortará en 800.000 barriles diarios su producción. “El tiempo dirá lo eficaz que el nuevo acuerdo resulta en el reequilibrio de los mercados”, señala la AIE, que confía en que contribuya a una menor volatilidad a la espera de la revisión del mismo que llevarán a cabo los países de la OPEP y sus aliados en la reunión que celebrarán en Viena el próximo mes de abril. “La volatilidad no interesa ni a productores ni a consumidores”, apostilla la agencia.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*