La AIE vaticina que la demanda de petróleo está asegurada hasta el 2020

Publicado en mar 7 2018 - 12:15pm por Energía Diario

EFE / Europa Press. - La Agencia Internacional de Energía asegura que prevé un aumento de producción de petróleo en países no OPEP como Brasil, Canadá, Noruega y Estados Unidos, de tal modo que sirva para satisfacer el incremento de la demanda mundial en los próximos años.

“Los países que no pertenecen a la (Organización de Países Exportadores de Petróleo) OPEP mantendrán una producción muy fuerte en los próximos cinco años, con un liderazgo destacado por parte de los Estados Unidos en este período”, dijo el director ejecutivo de la AIE, el turco Fatih Birol, durante la presentación del anuncio.

Este anuncio se ha producido durante la presentación del informe anual sobre los mercados del petróleo, expuesto en el marco de la conferencia energética IHS CERAWeek de Houston (Texas). La AIE asegura, no obstante, que a partir de 2020 “se necesitará más inversión para impulsar la producción” mundial.

Sin embargo, Birol mostró su preocupación ante la “débil inversión global”, que se centra en proyectos con una visión “a corto plazo”, sin advertir los riesgos del aumento en la demanda más allá de 2023. “La industria petrolera aún no se ha recuperado de los dos años de caída sin precedentes de la inversión registrada en 2015 y 2016″, agrega el informe, que dice que para el pasado año y éste, la AIE ve una inversión “muy escasa o nula”. Por ello, a parte de satisfacer el “solido crecimiento” de la demanda, “el mundo necesita reemplazar 3 millones de barriles diarios de descenso cada año (por el agotamiento de campos de petróleo), equivalente a (la producción del) Mar del Norte”, añadió el turco.

Además, el informe atribuye la mayor parte del incremento de la demanda mundial de crudo a la producción de productos petroquímicos empleados para elaborar artículos de cuidado personal, conservantes, fertilizantes, muebles, pinturas o lubricantes para automóviles, particularmente en los Estados Unidos y China. “Esperamos que la demanda crezca a una tasa promedio anual de 1,2 millones de barriles diarios, por lo que, en 2023, la demanda de petróleo alcanzará los 104,7 millones de barriles diarios, con un aumento de 6,9 millones desde 2018″, comentó el director ejecutivo de la AIE.

Birol explica que en el caso chino este crecimiento del consumo de crudo ha de frenarse “debido a la aplicación de las políticas medioambientales” puestas en marcha para reducir la contaminación, especialmente por el fomento de los autobuses eléctricos y de camiones que consumen gas natural, en detrimento del gasóleo. Debido a esto la AIE vaticina que China e India sumarán casi la mitad de la demanda mundial de petróleo, y si el incremento de la demanda china se ralentizara, la india “aumentará ligeramente”.

En cuanto al precio del barril, la AIE tuvo en cuenta las variaciones del petróleo Brent, el de referencia en Europa, durante los últimos dos meses para calcular que su valor disminuirá progresivamente de 64 a 58 dólares estadounidenses por unidad en 2023.

 

EE.UU. será el mayor productor mundial

El estudio también prevé que Estados Unidos superará a Rusia como el mayor productor mundial de petróleo en 2023 y cambiará su posición histórica de importador para situarse cerca de la autosuficiencia.

En los próximos tres años, sólo las ganancias (de producción) de Estados Unidos cubrirán el 80 % del crecimiento de la demanda mundial, mientras que Brasil, Canadá, Noruega y demás, serán capaces de cubrir el resto”, añade el documento de la AIE“Estados Unidos está listo para marcar su impronta en los mercados petroleros mundiales durante los próximos cinco años”, destaca en el prólogo del informe de la AIE.

En términos absolutos, la producción de EE.UU. crecerá en 2,7 millones de barriles al día durante el próximo quinquenio, más de la mitad del crecimiento total de la capacidad productora a nivel mundial, que se prevé que sea de 6,4 millones de barriles diarios. De esta forma, la AIE pronostica que el país suministre cerca de 12,1 millones de barriles diarios, convirtiéndose así en el principal productor mundial y casi igualando el nivel de su demanda interna.

En otro sentido,  el suministro por parte de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentará en solo 750.000 barriles al día hasta 2023. Prácticamente todo el crecimiento de la producción del cártel provendrá de Medio Oriente. En Venezuela, sin embargo, el suministro se ha reducido a más de la mitad en los últimos 20 años y se estima que esta disminución se acelerará. La fuerte caída de Venezuela compensará las ganancias de Irak.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*