La Confederación del Transporte y los autónomos de ATA califican de “imprudencia” la posible subida de los impuestos al diesel

Publicado en jul 9 2018 - 9:45pm por Energía Diario

Europa Press.- La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) califica de “imprudencia” la posible subida de los impuestos al diésel que estudia el Gobierno y manifestó su “hartazgo” de que desde el Ejecutivo se plantee “de forma periódica” la puesta en marcha de nuevos impuestos que afectan a la actividad del transporte de mercancías por carretera.

Tal como ha explicado la organización, el equiparamiento de la fiscalidad del gasóleo con la de la gasolina equivaldría a una subida de hasta 15 céntimos por litro, lo que repercutiría “de forma negativa” en el conjunto de la economía española, “con una ralentización del crecimiento en el segundo trimestre del año“. “Es difícil de entender por qué el Gobierno se empeña en poner en marcha políticas fiscales que se ceban sobre un sector de actividad, como es el del transporte de mercancías por carretera”, han señalado desde la patronal.

Además, la Confederación ha subrayado que el sector no va a aceptar estas nuevas “barreras fiscales”, ya que el transporte de mercancías por carretera es una de las actividades económicas que “mayores cargas impositivas soporta“. De esta manera, CETM ha reclamado al Gobierno un trato “equilibrado y justo” ya que el sector genera riqueza y empleo y juega un papel “estratégico como engranaje para el correcto funcionamiento de la industria, el turismo y el comercio”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha alertado de que la subida del impuesto que grava al gasóleo sería “un palo duro” para muchos autónomos que utilizan este carburante como principal materia prima de su actividad. En este sentido, Amor ha asegurado que más de 200.000 autónomos podrían verse afectados por esta medida, lo que preocupa “seriamente” a la asociación, ya que supondría un “importante aumento de los costes que en muchas ocasiones no pueden repercutir y terminan asumiendo”. Asimismo, Amor ha pedido a las autoridades que se extienda el gasóleo profesional a otros colectivos como taxistas, repartidores, conductores de ambulancias, agentes comerciales, así como “a aquellos que tienen un vehículos profesional”.

Confebus también hace sus reclamaciones

Asimismo, la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus) ha reclamado que no se aumente el impuesto sobre el diésel para el transporte profesional y, en especial, para el transporte público de pasajeros por carretera. El presidente de Confebus, Rafael Barbadillo, señaló que esta medida, que pretende impulsar una movilidad más sostenible y eficiente, penalizará al sector del autobús, que inyecta 1.000 millones de euros anuales de media a las arcas públicas. Asimismo, la Confederación recuerda que el autobús contribuye a la disminución de la contaminación causada por el tráfico en las ciudades y carreteras.

Según Confebus, cada autobús puede sustituir entre 14 y 30 vehículos, mientras las emisiones de este tipo de vehículos son seis veces menores que las del automóvil. “Si la promoción del autobús logrará una captación del 20% de los usuarios del coche, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se reducirían en 917.000 toneladas métricas”, apunta. Asimismo, Confebus destaca que el uso del autobús ahorra 1.287 millones de litros de combustible. De este modo, concluye que incrementar los impuestos al diésel como estudia el Ejecutivo solo conseguiría incrementar su precio”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*