La entidad ecologista Adega asegura que Endesa “va a contaminar” el río Eume para limpiar el embalse de A Capela

Publicado en sep 10 2017 - 10:09am por Energía Diario

EFE.-  La entidad ecologista Adega asegura que la firma Endesa “va a contaminar” el río Eume a causa de su “proyecto de vaciado de los barros tóxicos situados en el fondo del embalse” de A Capela (A Coruña). En este sentido, Adega señala que la compañía va a “cumplir la ley 50 años después y liberar el caudal ecológico del río, secuestrado por el embalse”, decisión adoptada “en 2011 tras la denuncia de la Fiscalía Ambiental”.

La asociación ha considerado que el “procedimiento se demoró a lo largo de 6 años y sufrió modificaciones sustanciales”. El plan, ha valorado, “está a punto de ser autorizado” por Augas de Galicia, que “obligó a la empresa a cambiar el proyecto” ante “las alegaciones de los colectivos ecologistas”. Así, acordó establecer “un sistema de extracción de los barros y de control de los eventuales vertidos para minimizar la afección” al cauce, al parque natural de As Fragas do Eume y a los “aprovechamientos pesqueros” de la ría de Ares.

Adega indicó que la Xunta, con su “propuesta de resolución, pretendía obligar a dragar por succión y transportar los barros tóxicos fuera del vaso para su tratamiento, además de exigir una monitorización casi continua con controles de contaminantes”. Sin embargo, el colectivo cree que “no era suficiente” y que antes de “autorizar cualquier desagüe” se tendrían que adoptar medidas como “una batería de análisis”. De esta forma, se detectarían “sustancias tóxicas acumuladas en los barros tras 50 años de mina y central”. “Acudiendo a precedentes legales, de existir dudas razonables sobre la inocuidad de las obras, debería denegar el proyecto”, remachó sobre Augas de Galicia.

Para la agrupación, la firma eléctrica “insiste en que se le autorice a verter” y “reconoce que por más sedimento que se pueda retirar no se evitará la punta inicial de materiales en suspensión tras la apertura de desagües”. A su entender, “lo que se pretendía evitar, que los barros tóxicos fuesen río abajo, va a acontecer“. Finalmente, Adega ha estimado que Endesa “califica también de inviable en la práctica el sistema propuesto por Augas de Galicia” para retirar los sedimentos, “una combinación de aspiración, depósito y transporte en barcaza”. Asimismo, “reconoce que el volumen estimado a retirar, 1.200 metros cúbicos, debería ser variable al alza o a la baja”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*