La OCU pide que las “malas prácticas comerciales” de las compañías energéticas queden expresamente prohibidas

Publicado en mar 14 2017 - 1:55pm por Energía Diario

Europa Press.- Mientras la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) reclama “medidas contundentes” frente a los “abusos” de los comerciales de las compañías energéticas, después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) haya anunciado la imposición a varias de ellas de una sanción total de 155.000 euros, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) exige que “las malas prácticas comerciales” de algunas empresas eléctricas queden expresamente prohibidas hasta que no se garantice una correcta información y control por parte de las compañías.

El organismo considera que las sanciones a Endesa, Iberdrola, Gas Natural y Viesgo por parte de la CNMC por realizar contratos sin el consentimiento del cliente “son pequeñas y probablemente serán recurridas”, aunque reconoce que esta decisión del organismo de competencia “pone el foco en el grave problema de las prácticas comerciales abusivas“, una “constante” en el sector que OCU lleva años denunciando. Según la organización, la confusión entre comercializadoras y distribuidoras es el caldo de cultivo idóneo para estas malas prácticas, que se ven alentadas por la información poco transparente del sector y la dificultad para distinguir entre ofertas del mercado libre y regulado.

Denuncia así que las comercializadoras provocan la confusión con la utilización de teléfonos de atención, haciendo que muchos clientes pasen del mercado regulado al libre sin saberlo, dentro de compañías del mismo grupo. Según explica OCU, los comerciales que actúan puerta a puerta para estos propósitos activan contratos sin el consentimiento del cliente o con información incompleta o directamente falta. “El resultado es que el consumidor no tiene claro qué tarifa ha contratado, no es consciente de haber cambiado de un mercado regulado al mercado libre, o de una oferta a otra* no sabe qué paga, ni a quién”, lamenta. Por ello, reclama una solución urgente para que estas prácticas comerciales sean “desterradas” del sector energético y queden expresamente prohibidas.

CECU: frenar a los comerciales

En este sentido, la CECU señala que, “por desgracia”, los consumidores conocen “sobradamente” la existencia de comerciales que, “de forma abusiva y sin el consentimiento de los usuarios, les cambian de compañía comercializadora de luz y de gas“. Para la organización, esta práctica resulta “muy preocupante”, más aun en un sector “esencial y estratégico” como el energético, por lo que reclama a la Administración que “tome cartas en el asunto” y que investigue la actividad comercial de las empresas. Además, aprovecha para animar a los usuarios a que denuncien las posibles prácticas abusivas que detecten y les aconseja que eviten contratar las ofertas telefónicas o las recibidas en la puerta de sus casas sin haber comparado previamente las distintas opciones.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*