La patronal eólica AEE y la fotovoltaica UNEF valoran “positivamente” la propuesta de retribución para 2020-2025 ya que aporta “estabilidad”

Publicado en ene 15 2019 - 11:03pm por Energía Diario

Europa Press.- La Asociación Empresarial Eólica (AEE) y la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) han valorado “positivamente” el anteproyecto de ley mediante el que se fijan las nuevas tasas de retribución financiera aplicables a las distintas actividades con retribución regulada del sistema eléctrico para el periodo 2020-2025. Para UNEF supone “un importante avance regulatorio encaminado al desarrollo del sector en beneficio de la sociedad” mientras que para AEE “solventa una petición recurrente del sector, aportando estabilidad a la rentabilidad razonable de las instalaciones”.

AEE considera que la metodología basada en el coste medio ponderado del capital (WACC, por sus siglas en inglés) utilizada por el Ministerio para la Transición Ecológica, según indicaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), “es la adecuada y la más común en los países de nuestro entorno, así como validada por los principales agentes financieros”. Asimismo, señala que esta medida “recupera la seguridad jurídica, dotando de estabilidad a la rentabilidad razonable, y generando confianza para los inversores y el propio sector renovable en España”.

La patronal eólica subraya que, para alcanzar los objetivos de nueva potencia renovable en los próximos años, “es importante un esfuerzo inversor para el que es necesario una planificación a medio y largo plazo y, por supuesto, una estabilidad regulatoria que ayude a financiar los futuros proyectos“. Así, AEE, que afirma que la transición energética “es una enorme oportunidad para España”, cree que este anteproyecto “viene a sentar las bases para garantizar las inversiones necesarias”.

En el anteproyecto, el Ministerio para la Transición Ecológica propone una tasa de retribución del 5,58% para las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y del 7,09% para la actividad de producción a partir de renovables, cogeneración y residuos, en línea con la propuesta de la CNMC y que supone un recorte del 14,1% con respecto a la retribución actual del 6,503% para los negocios de redes y generación no peninsular y un 5,5% menos con respecto al 7,503% vigente para las renovables.

Rentabilidad razonable garantizada hasta 2031

Además, con el objeto de garantizar un marco retributivo estable, el anteproyecto plantea que la tasa de retribución del 7,389% que tienen reconocida las instalaciones de energía renovable, cogeneración y residuos con derecho a retribución primada con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 9/2013, el del recorte a las renovables y que ha sido objeto de una significativa litigiosidad tanto a nivel nacional como a nivel internacional con arbitrajes perdidos por España, no pueda modificarse hasta 2031.

UNEF: “un importante avance regulatorio”

Por su parte, el presidente de UNEF, Jorge Barredo, ha considerado “un paso vital” para la industria fotovoltaica la fijación “estable” de la retribución financiera “para recuperar la imagen de país estable que protege la seguridad jurídica de un mercado que necesita atraer 30.000 millones de euros de inversión para financiar la transición energética”. Barredo añadió que la fijación de la retribución financiera en un 7,09% “se acerca a las demandas realizadas por el sector” y señaló que, con esta medida, espera que “se ponga fin al marco cambiante y a la incertidumbre jurídica institucionalizada y se defina una retribución sin alteraciones durante la vida regulatoria de las plantas fotovoltaicas“.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*