La petrolera Neste ganó 402 millones de euros hasta junio, un 6% menos

Publicado en ago 3 2017 - 3:23pm por Energía Diario

EFE.- La compañía petrolera finlandesa Neste obtuvo un beneficio neto de 402 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una caída del 6% respecto al mismo periodo de 2016, informó hoy la empresa.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de Neste creció entre enero y junio un 0,4%, hasta 717 millones de euros, aunque su ebitda comparable (sin contabilizar ganancias o pérdidas de inventario y otras partidas extraordinarias) se redujo un 2,3% y se situó en 621 millones de euros.

Del mismo modo, su ganancia operativa aumentó un 0,3% respecto al primer semestre de 2016, hasta 536 millones de euros, pero en términos comparables disminuyó un 4% y alcanzó 439 millones de euros.

Entre enero y junio, la petrolera finlandesa facturó 6.351 millones de euros, un 21 % más que en el mismo periodo del año anterior, gracias principalmente al aumento del precio de los carburantes, factor que tuvo un impacto positivo sobre los ingresos de 700 millones de euros.

Según Neste, la facturación creció también debido al incremento de los volúmenes de ventas tanto de combustibles fósiles como renovables y a la revalorización del dólar frente al euro.

Su negocio de refinado de combustibles fósiles, el más importante en cuanto a ingresos, facturó 4.089 millones de euros, un 25 % más, lo que le permitió aumentar un 3% su ebitda comparable, hasta 352 millones de euros.

El volumen de ventas de gasolina y diésel creció un 1,5% en términos interanuales, hasta los 6,91 millones de toneladas, gracias al ligero aumento de la demanda de combustibles fósiles.

La división de combustibles renovables mantuvo su sólido crecimiento y facturó 1.527 millones de euros, un 30% más que en el primer semestre de 2016, aunque su ebitda comparable se redujo un 6,7% hasta 235 millones de euros.

Neste vendió entre enero y junio 1,21 millones de toneladas de biocombustibles, principalmente biodiésel producido en sus plantas de Porvoo (Finlandia), Rotterdam (Holanda) y Singapur, lo que supone un incremento interanual del 20 %.

La mayor parte de este tipo de combustibles renovables, el 74%, fue a parar al mercado europeo, mientras que el resto se comercializó en Norteamérica.

Neste calcula que la demanda global de derivados del petróleo crecerá en 2017 entre 1,3 y 1,6 millones de barriles diarios, aunque estima que su margen de ganancia en el refinado se mantendrá en el mismo nivel que en 2016.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*