La policía desaloja en Francia a un grupo de activistas contrarios a la construcción del futuro almacén nuclear de Bure

Publicado en feb 25 2018 - 5:46pm por Energía Diario

EFE.- La policía francesa evacuó por la fuerza a un grupo de activistas contrarios al proyecto de construcción de un cementerio nuclear en Bure (noreste del país), que prevé albergar 80.000 metros cúbicos de residuos de alta actividad. Medio millar de agentes se desplegaron para evacuar a apenas una quincena de militantes que se habían instalado en el lugar del futuro cementerio nuclear, según anunció el ministro del Interior, Gérard Collomb.

Collomb indicó que una persona que había lanzado un cóctel molotov contra las fuerzas del orden había sido detenida. El despliegue policial tuvo lugar en cumplimiento del dictamen del Tribunal de Gran Instancia de Bar le Duc del pasado abril, pero ha sido interpretado en Francia más como un movimiento político que judicial. El Ejecutivo quería evitar que Bure se convirtiera en un nuevo Notre Dame de Landes, localidad del oeste del país donde la oposición ecologista consiguió tumbar el proyecto de construir allí un nuevo aeropuerto internacional para Nantes y su región. Centenares de ecologistas, activistas, asociaciones, agricultores y vecinos protestaban desde hace décadas contra ese plan y el enclave estaba ocupado desde 2009.

En Bure, los militantes se habían instalado en el bosque donde se debían hacer las primeras perforaciones antes del inicio de las obras, cuya autorización se decidirá en 2019 y cuyo coste, según el colectivo Bure Stop, podría elevarse hasta los 35.000 millones de euros. El grupo había instalado barricadas, cabañas y puestos de vigilancia en los árboles. “Este proyecto es científicamente la mejor solución”, aseguró el secretario de Estado encargado de las relaciones con el Parlamento, Christophe Castaner, mientras que Bure Stop denunció que el Ejecutivo prefiera “la opacidad y la fuerza al diálogo”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*