Las instituciones vascas y ecologistas creen que el futuro de la central nuclear de Garoña está más cerca del cierre

Publicado en abr 10 2017 - 8:15pm por Energía Diario

EFE / Europa Press.- Al igual que la Diputación de Álava o el Ayuntamiento de Vitoria, Greenpeace o Ecologistas en Acción, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno del País Vasco, Arantxa Tapia, cree que las declaraciones del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, respecto a que su compañía eléctrica, copropietaria del 50% de Nuclenor junto a Endesa, no tiene interés en volver a operar la nuclear burgalesa, es algo que constata que “el futuro de Garoña está más cerca del cierre“.

Garoña es la central nuclear más antigua de España. Tapia asevera que la sociedad y las instituciones vascas “estaban demandando este paso que ha dado Iberdrola”, aunque ha recordado que todavía queda por conocer las decisiones que tomarán “tanto Endesa como Nuclenor”. La consejera ha señalado además que “en este momento el posicionamiento del Ministerio de Energía es crucial y, aunque hasta ahora podía haberse posicionado en contra de la continuidad, este nuevo escenario se lo pone aún más fácil”.

Tras reclamar a todas las partes implicadas en el futuro de la central burgalesa que actúen de “manera rigurosa y responsable”, la consejera ha concluido que “aunque hay gente que no lo quiera ver, Iberdrola es una empresa vasca que hace una clara apuesta por las energías renovables, que además se alinea perfectamente con la estrategia vasca 2030″. En definitiva, el Gobierno del País Vasco ha acogido de forma “muy positiva” las palabras de Galán porque “coincide con el criterio” del propio Ejecutivo de que la central burgalesa está “obsoleta” y constituyen una “buena noticia”.

Diputación: todo apunta al cierre

Por su parte, el diputado general de Álava, Ramiro González (PNV), asegura que todo apunta al cierre definitivo de Garoña tras las declaraciones en las que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha señalado que la planta “no es viable“. González ha recordado que la postura de Iberdrola “era más o menos conocida”, pero ha subrayado que “la confirmación” de la posición de la eléctrica “es una buena noticia”.

“Todo lo que suponga la no apertura es una buena noticia”, ha defendido el diputado general, quien ha opinado que “un pronunciamiento tan claro” como el de Sánchez Galán “aboca a la toma de decisión de Nuclenor de no reabrir la central”. Así, ha indicado que “el camino que se va viendo” es el del cierre definitivo, por lo que ha advertido de que sería “incomprensible” que el Gobierno central concediese la licencia de reapertura. “El siguiente paso debe ser la toma de posición de Endesa. Pero lo realmente importante es que el Gobierno español no prorrogue la vida útil de la central”, ha concluido.

El alcalde habla con Rajoy

Por otro lado, ubicado a 40 kilómetros de la central burgalesa, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), le ha indicado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que si le quedaba “alguna duda” sobre el desmantelamiento de Garoña la tiene “resuelta” después de las palabras de Galán. Se ha pronunciado así en las redes sociales tras esas afirmaciones de Sánchez Galán, que también ha pedido a Endesa, su socio en Nuclenor, que desista de solicitar el permiso para reabrir Garoña.

La central de Garoña lleva parada desde diciembre de 2012, cuando se desconectó de la red por la nueva fiscalidad. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) emitió recientemente un informe favorable para que pueda reanudar su actividad y ahora el Gobierno tiene hasta principios de agosto para tomar su decisión. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha afirmado que no tomará una decisión sobre el futuro de la nuclear burgalesa hasta que haya escuchado a todas las partes.

Ecologistas ven “el fin definitivo”

En el mismo sentido, Ecologistas en Acción y Greenpeace consideran que el desinterés de Iberdrola en volver a operar Garoña supone “el fin definitivo de Garoña” y deja al Gobierno y a Endesa “sin coartada” ahora que la pelota está “en su tejado”.”Es lo que esperábamos. Iberdrola había manifestado su desinterés por reiniciar la central, pero esta vez lo ha hecho de una forma más evidente”, según considera el portavoz nuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón. A su juicio, estopone muy difícil y hace casi imposible” que Garoña vuelva a funcionar porque no cree que Endesa compre la otra mitad de Nuclenor.

Además, respecto a la posibilidad de que el Estado tenga que indemnizar por lucro cesante, Castejón ha señalado que si Nuclenor por sí misma no acepta un posible permiso y decide no reabrir, entonces no habría lugar a lucro cesante. Sin embargo, si el Gobierno otorga permiso para volver a operar y después lo retira, entonces la empresa sí podría reclamar, por lo que para evitar esa situación, “que rayaría la prevaricación y el servilismo completo a Iberdrola”, recomienda al Ejecutivo no autorizar la reapertura.

En ese sentido, insiste finalmente en que no lo haga porque “quedaría fatal”, después de lo mal que ha salido ya parado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que, en su opinión, ha demostrado “ir más allá de la seguridad nuclear y la protección radiológica y se ha situado más allá de los intereses de Nuclenor, puesto que ha autorizado un permiso a una central que está tan mal que ni siquiera a sus propietarios les merece la pena abrir”.

En la misma línea, la portavoz nuclear de Greenpeace, Raquel Montón, estima que las palabras de Sánchez Galán dejan al Gobierno y a Endesa “sin coartada” y les pide que ahora que “la pelota está en su tejado”, el Ejecutivo “no puede ignorar” al Congreso de los Diputados, a los parlamentos autonómicos, a los ecologistas y ahora también a Iberdrola que “ya se han posicionado contra Garoña”. Por su parte, apunta a Endesa que “no puede delegar en Nuclenor el reto que le ha planteado su socio” porque Endesa e Iberdrola mandan “al 50%”, por lo que les pide que retiren “definitivamente” su solicitud de reapertura” del reactor de Burgos.

“Es la primera vez que Sánchez Galán afirma públicamente que ha pedido a Endesa desistimiento de la solicitud de licencia”, ha subrayado. Finalmente, destaca que en la acción de protesta realizada ante la sede de Endesa, Greenpeace asegura que la empresa confirmó su intención de no reabrir en ningún caso la central de Garoña, pero que se resistía a hacerlo público. “Tras el pronunciamiento por parte de Iberdrola, a Endesa solo le cabe hacer pública la decisión que ya tiene tomada, de manera que Nuclenor retire definitivamente la solicitud de reapertura de Garoña”, concluye Montón.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*