Las organizaciones ecologistas ven con “estupor” la “extralimitación” de Martí Scharfhausen por pedir paralizar la renovación del CSN al Congreso

Publicado en mar 18 2019 - 8:44pm por Energía Diario

Europa Press.- Ecologistas en Acción y Greenpeace han calificado de “peculiar” e “inédita” la carta remitida por el presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Fernando Martí Scharfhausen, a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, en la que le pide aplazar la elección de los nuevos miembros del pleno del organismo regulador para evitar el nombramiento del candidato propuesto por Unidos Podemos, el portavoz de la campaña antinuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón.

A Ecologistas en Acción le ha causado “estupor” leer la misiva porque no considera que ser “crítico con las nucleares” inhabilite a Castejón para garantizar la seguridad nuclear y se plantea más bien lo contrario, si los españoles pueden estar “más tranquilos” porque la mayor parte de los consejeros sean “abiertamente pronucleares, especialmente tolerantes y poco críticos” con ciertas situaciones. Además, acusa a los miembros del pleno de en ocasiones poner “aparentemente” los intereses de las grandes compañías eléctricas frente a la seguridad del sistema.

En este contexto, ve en la propia carta una “prueba más” de la urgencia de la renovación del CSN porque considera “de suma gravedad” sus acusaciones. “Asistimos nuevamente al intento de aplicar una doble vara de medir en la que los intereses empresariales copan los órganos de representación mientras la representación de la sociedad civil resulta excluida”, lamenta. Para la ONG, la “insinuación” realizada por Scharfhaussen de que Castejón está “en litigio contra el CSN no se sostiene”, porque sus declaraciones representan a la organización Ecologistas en Acción y no a una “persona concreta”. Además, considera que no se puede poner en cuestión la “cualificación y solvencia técnica” de Castejón.

Por ello, considera que su incorporación al CSN por su “visión” debería ser “casi obligada” en un órgano “asesor” que debe buscar “equilibrios y proteger adecuadamente” la seguridad de una población que se declara mayoritariamente antinuclear. Ecologistas agradece a Castejón sus años de trabajo altruista porque nunca ha mantenido una relación “remunerada, laboral o profesional” sino que su participación fue un “ejercicio activo” de sus derechos civiles y políticos y de su libertad de asociación.

Greenpeace va más allá y denuncia el “grave intento” de Martí Scharfhaussen de “usurpar las funciones del Parlamento” y ha anunciado si esta actuación de “extralimitarse” en sus competencias es constitutiva de delito porque no considera que sea función de Scharfhaussen asesorar al Congreso o a su Presidencia sobre los nombramientos de miembros del regulador. La responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, Raquel Montón, miembro también del Comité Asesor del regulador nuclear, cree que Fernando Martí ha mostrado “de principio a fin de su mandato su falta de escrúpulos”.

Así, recuerda que desde hace año y medio está reprobado por el Congreso de los Diputados y que la idoneidad del nombramiento de los miembros del pleno del CSN corresponde al Congreso de los Diputados, según la ley de creación del CSN. Finalmente, acusa al presidente de usar su cargo “por encima de las funciones” que tiene atribuidas y le acusa de falta de independencia.

Equo pide una nueva reprobación

Por su parte, Equo, formación que pertenece al grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos, pidió en el Congreso la reprobación del presidente del CSN, Fernando Martí Scharfhausen, por “interferencias” en la renovación del regulador, en referencia a la polémica carta. Equo considera que la actitud de Scharfhausen es “una maniobra para interferir en las decisiones” y una “extralimitación de las funciones que debe tener la presidencia del organismo”. Asimismo, recuerdan que el presidente del regulador ya fue reprobado “por su mala gestión del organismo” en 2016 y 2017 pero, a su juicio, esta actuación “tratando de frenar la renovación del CSN supera su nefasta gestión”.

“Se da la circunstancia de que Martí fue Secretario de Estado con el PP, partido que lo nombró. A diferencia de Francisco Castejón, que es doctor en física nuclear, Martí no tenía ninguna experiencia previa en materia nuclear”, ha apuntado el portavoz de Medio Ambiente de Unidos Podemos y diputado de Equo, Juan López de Uralde. En su opinión, el nombramiento de Martí Scharfhausen fue “estrictamente político”, por ello, le preocupa que esté utilizando argumentos “puramente ideológicos” contra una persona que es “técnicamente solvente”, para tratar de frenar la renovación del CSN. “Está interfiriendo gravemente en la actividad del Congreso, tratando de sustituirlo. Su actuación es disparatada” ha concluido Uralde.

Ciudadanos pide un informe jurídico

Por otro lado, Ciudadanos ha presentado un escrito en el Congreso solicitando a los servicios jurídicos de la Comisión para la Transición Ecológica un informe sobre la legalidad del procedimiento de renovación del CSN y, en concreto, por un posible conflicto de intereses del candidato ecologista promovido por Unidos Podemos. Según fuentes de la formación naranja, esta iniciativa es también consecuencia de la polémica carta de Martí Scharfhausen. Las mismas fuentes han explicado que esta propuesta no tiene que ver con los perfiles presentados y pactados por el Gobierno, sino con el sistema de renovación del Consejo, basado en el nombramiento “a dedo” del organismo.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*