Los contadores eléctricos deberán ser sustituidos en un plazo de 11 años, desde hoy hasta el 31 de diciembre de 2018

Publicado en dic 31 2007 - 8:04pm por admin

Según el Plan de sustitución de contadores de medida en los suministros de energía eléctrica, los actuales contadores deberán ser sustituidos en un plazo de 11 años, a contar desde el 1 de enero de 2008. Los nuevos equipos serán capaces de permitir la discriminación horaria y la telegestión.

Los contadores electrónicos son obligatorios desde el 1 de julio de 2007 para nuevos suministros hasta una potencia contratada de 15 kW (consumidores domésticos y pequeñas empresas), lo que equivale a aproximadamente 25 millones de puntos de suministro.

El Plan de sustitución de equipos de medida no supondrá ningún coste adicional para los consumidores.

Plazos

- Entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2010 deberá sustituirse un 30% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada de cada empresa distribuidora.

- Entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2012: un 20% del total.

- Entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2015: un 20% del total.

- Entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018: un 30% del total.

Pasos a seguir por las empresas

Las empresas distribuidoras deberán presentar sus planes de instalación de contadores a las Comunidades Autónomas donde se ubiquen los distintos puntos de suministro. Las Administraciones Autonómicas deberán aprobar estos planes, en los cuales se establecerán:

- Los criterios para la instalación de dichos contadores para cada uno de los periodos descritos anteriormente.

- El número de equipos a instalar en cada periodo que, como mínimo, deberá ser para cada empresa distribuidora el porcentaje del total a instalar que corresponda según lo establecido más arriba.

- El procedimiento para la comunicación de los distribuidores a los consumidores de la obligación que tienen éstos de instalar los equipos y de las opciones de que disponen.

Una vez aprobados dichos planes por las Administraciones Autonómicas, éstos deberán ser remitidos al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y a la Comisión Nacional de Energía. Los planes aprobados tendrán carácter vinculante, no pudiendo la empresa distribuidora desviarse de los mismos.

Antes de que transcurran tres meses desde la finalización de cada uno de los periodos en que se divide el Plan de Sustitución, las empresas distribuidoras deberán enviar tanto a las Administraciones Autonómicas como al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y a la Comisión Nacional de Energía un informe de evolución de la ejecución de los planes aprobados que contenga una descripción detallada de las acciones realizadas desde el inicio de los mismos.

Los nuevos contadores deberán permitir la discriminación horaria y la telegestión

El esquema de discriminación horaria tiene por finalidad que sean los propios usuarios los que decidan sus consumos en las distintas franjas horarias del día, lo que permitirá aplicar una política más afinada de gestión de la demanda y, en definitiva, suavizar los picos y los valles de las gráficas de la demanda eléctrica, promoviendo, de forma efectiva, el ahorro energético y la eficacia en el consumo. Así, si los clientes gestionan sus consumos por medio de la contratación de discriminación horaria podrán hacer que su facturación se reduzca entre el 2% y el 8%.

Paralelamente, los sistemas de telegestión son instrumentos que permiten el intercambio de información y actuaciones entre las empresas distribuidoras y los contadores eléctricos mediante el acceso remoto a éstos por parte de las compañías. Esto posibilitará, entre otras funcionalidades, conocer su curva de consumo, lo que servirá para ofrecer a cada cliente un servicio más ajustado a sus necesidades y, consecuentemente, un ahorro en su factura de energía eléctrica.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*