Madrid quiere limitar la circulación de vehículos sin etiqueta, los de las emisiones más contaminantes, en escenarios 2 y 3

Publicado en feb 7 2018 - 3:27pm por Energía Diario

Europa Press.- El área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid está revisando el protocolo de medidas a adoptar ante episodios por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) de modo que la circulación de vehículos sin distintivo ambiental de la DGT, los más contaminantes, se limite en escenarios 2 y 3. Los vehículos sin etiqueta son los de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel anteriores a 2006.

Con esta propuesta se mantiene que el escenario 2 se active cuando dos estaciones de la misma zona superen los 180 microgramos por metro cúbico (preaviso) o 200 (aviso) durante 2 horas consecutivas y se añadirá como novedad que tres estaciones de cualquier zona superen los 180 microgramos por metro cúbico (preaviso) o 200 (aviso) durante 3 horas consecutivas. De esta manera, tendrán más peso las condiciones de contaminación de los distritos del exterior de la M-30. Así, la contaminación registrada en las estaciones de los distritos de la periferia tendrá su incidencia en la adopción de medidas, según ha avanzado el Ayuntamiento de Madrid.

Otra novedad es que el escenario 3 se activará, además de cuando se produzcan dos días consecutivos de aviso como ahora, cuando se encadenen 3 días de preaviso, lo que supondrá un mayor número de días de escenario 3. Al escenario 4 se llegará cuando se alcance el nivel definido en la Unión Europea, es decir, cuando en tres estaciones de una zona se superen los 400 microgramos por metro cúbico durante tres horas consecutivas.

Para calcular los porcentajes de vehículos sin etiqueta el Ayuntamiento de Madrid ha utilizado el estudio sobre el parque móvil circulante realizado en 2017. En el mismo, se refleja que el 17,7% de los vehículos que circulan por la ciudad no tienen distintivo ambiental de la DGT. Las propuestas de revisión que plantea el área que dirige Inés Sabanés se analizarán y serán debatidas junto a expertos, Administraciones, políticos, Ecologistas y la FRAVM en la Comisión de Calidad del Aire y su ponencia técnica. El borrador definitivo tendrá un periodo de alegaciones para que todas las personas y entidades interesadas puedan hacer sus aportaciones, que serán estudiadas. Se espera que el nuevo protocolo pueda estar en vigor tras el verano.

Ojo a la etiqueta ambiental

La propuesta municipal para el nuevo protocolo determinaría que las medidas de escenario 1 son limitación de velocidad a 70 km/h; recomendación del uso del transporte público y recomendaciones incorporadas en el protocolo de la Comunidad de Madrid, al igual que en el resto de escenarios. En escenario 2 se incluye el prohibido estacionar en zona SER. Solo pueden aparcar los vehículos CERO y los ECO, y como novedad, la prohibición de circular a los vehículos sin etiqueta ambiental de la DGT en la almendra central. Esto supone un 13,41% de los desplazamientos que se hacen en la almendra central y un 4,3% de las emisiones del tráfico de Madrid.

El escenario 3 supondría prohibir estacionar en zona SER. Solo pueden los CERO y los ECO; la prohibición de circular a los vehículos sin distintivo ambiental se extiende a toda la ciudad. Supone una reducción del 17,7% de la circulación en toda la ciudad y del 33,2% de las emisiones del tráfico. En el protocolo en vigor se aplica la distinción por matrículas par o impar pero solo en el interior de la M-30. Se sustituye el criterio de las matrículas por el de los vehículos más contaminantes. El escenario 4 supone la prohibición de circular a los vehículos sin etiqueta y etiquetas B y C (99,94% de los desplazamientos) y todas las medidas anteriores.

El actual Protocolo se aprobó en enero de 2016 con el compromiso de revisarlo pasado un tiempo, con el objetivo de aumentar la protección de la salud de los madrileños, manteniendo e incrementando la anticipación en la información. Con esta revisión se pretende tomar más medidas para conseguir reducir antes los niveles de contaminación, así como una mejor gestión de cada episodio con una aplicación más progresiva. El Ayuntamiento trabaja en un modelo predictivo del Protocolo junto a la Universidad Politécnica de Madrid para anticipar aún más los avisos por activación de los diferentes escenarios. Actualmente se avisa con un día de antelación, excepto en el momento de la activación.

La delegada del área de Medio Ambiente y Movilidad ha tendido su mano a la DGT, “para si es necesario, en colaboración, lanzar campañas de información”. Preguntada por cuánta contaminación se logrará ahorrar Madrid con estas medidas, Sabanés ha indicado que se está realizando el cálculo junto a la UPM, y que “será superior a lo conseguido”. “En el escenario 2 y 3, se reducirá más del doble”, ha señalado. Esta propuesta está alineada con “atender más al vehículo que a las matrículas pares o impares“. “Así hemos analizado que reducimos más el volumen de emisiones; lo hablaremos con los grupos y espero que se saque adelante, dado que se ha planteado con algunos más que con otros”, ha avanzado.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*