Nadal asegura que los nuevos ajustes en el sistema eléctrico compensarán lo ganado por las empresas en las sentencias judiciales

Publicado en feb 13 2018 - 1:53pm por Energía Diario

EFE / Europa Press.- El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha señalado que los ajustes que el Gobierno plantea en la retribución de algunos activos energéticos permitirán compensar lo que han ganado las empresas dedicadas al transporte y la distribución por sentencias en los tribunales contra la reforma eléctrica.

Nadal ha recalcado que las empresas “no están perdiendo dinero” sino que lo están ganando “a base de pelear cada línea de la reforma eléctrica en los tribunales a costa de los contribuyentes y la industria“. El titular de Energía indicó que el coste total de esos ajustes para las empresas será de entre 150 y 200 millones de euros.

Nadal ha asegurado que las empresas dedicadas al transporte y la distribución están “bien retribuidas para el riesgo que asumen”, con 200 puntos básicos por encima de la rentabilidad de los bonos del Tesoro, y que, por eso, prácticamente agotan sus cupos de inversión. Según el ministro, Iberdrola invierte el 93% de su cupo; Gas Natural Fenosa, el 100%; Viesgo y EDP, “por encima del 90%”; y sólo Endesa “no invierte los suficiente”, el 59%, “por su política de dividendos“. Nadal subrayó que, cuando el organismo regulador, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dice que hay “sobrerretribución”, “hay que hacerle caso”.

Asimismo, aplicar la rentabilidad razonable supondrá ahorrar al sistema 1.500 millones de euros a partir de 2020. Eso sí, respecto a esta revisión de la retribución, el ministro subrayó que “no se sabe lo que va a ocurrir” y que al igual que la prima de riesgo ha bajado y se han podido abaratar los costes financieros, en la actualidad Estados Unidos vive una “tormenta financiera” por la que están subiendo “mucho” los bonos del Tesoro. La clave, según Nadal, es que España tenga un buen sistema de financiación, porque “de la misma manera que bajan los tipos, pueden subir”.

Por otro lado, preguntado sobre la repercusión “negativa” de los planes de ajuste de la retribución regulada de redes de transporte y distribución eléctrica a partir de 2020, Nadal ha señalado que comparte la necesidad de que haya inversión y de que se den “los mejores precios posibles de la energía para los consumidores“. “Hemos pactado la necesidad de mejorar las tarifas industriales”, le ha recordado Nadal al senador vasco José María Cazalis, que también ha asegurado que es “importante” que se lleguen a acuerdos.

Cazalis ha puesto en duda que reducir la retribución de la actividad de distribución permita atraer la inversión necesaria y que se traduzca en una rebaja de tarifas. En su opinión, la senda elegida por el Ejecutivo pone en riesgo a las empresas dedicadas a la fabricación de equipamiento. Cazalis ha abogado por una “reforma completa” y ha pedido al Gobierno que huya “del parche y el cortoplacismo”, que, bajo su punto de vista, es “lo que ha hecho que esté en este punto”. En este sentido, señaló que lo que se puede ahorrar debería ser considerado “como un superávit del sistema y dedicarse a reducir la deuda” del mismo.

Previamente, el senador de UPN, Francisco Javier Yanguas, había pedido al Gobierno que no se produzca un recorte retributivo a los productores de energía solar fotovoltaica por el efecto negativo que tendría en los pequeños inversores. Según Yanguas, a la fotovoltaica se le ha cargado “el San Benito del déficit”. “Están en el purgatorio y si hay un recorte más, quienes invirtieron en esta energía se van al infierno“, señaló.

El senador de UPN critica al Gobierno por cambiar las normas “a mitad del partido” y con efecto retroactivo. Por esto, el senador ha pedido que el Gobierno actúe antes de 2020, que escuche a las asociaciones y las familias. Además, desveló que cree que finalmente el Ejecutivo hará algo para reconocer el esfuerzo que han hecho “las familias fotovoltaicas”.

Nadal ha reiterado que, sin la reforma energética, el recibo de la luz habría subido un 42%, un incremento que, a su juicio, “habría sacado del mercado” a las empresas. El ministro ha repetido que tanto las renovables como las actividades reguladas del sector han mantenido aún su retribución aunque los costes financieros han bajado. Finalmente, Nadal apuntó que “le preocupan” las familias que invirtieron “en un sector tan complicado” como el de la energía solar fotovoltaica, ya que, según cree, “este no es un producto para inversores pequeños, sino para gente conocedora del sistema”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*