Nadal resalta el “papel fundamental” del carbón en el sistema energético mientras los sindicatos celebran la nueva actitud del Ministerio

Publicado en mar 15 2017 - 7:19pm por Energía Diario

Europa Press.- El secretario sectorial de Minería de UGT, Víctor Fernández, y el responsable de Industrias Extractivas de CCOO, José Luis Villares, aseguraron que su reunión con el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, ha sido “positiva” y que han cambiado “muchísimo” las cosas. En este sentido, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, manifestó que el carbón “sigue teniendo un papel fundamental en el sistema energético” y que es “el complemento necesario e imprescindible para el incremento de la energía renovable”.

Nadal ha insistido en que el Gobierno estatal es “favorable” a que “haya un futuro para el carbón”, pues este sector “tiene un papel” en el ámbito energético actual. En este sentido, el ministro de Energía ha defendido que es “necesario” que siga existiendo una “demanda” de carbón como “complemento” dentro de una realidad en la que “cada vez se usa más la energía renovable”.

Respecto a la quema de otros carbones importados, Nadal indicó que esto es fruto de “las reglas de la Unión Europea”, un organismo que “impide discriminar entre carbón nacional y extranjero“. Más allá de los 10 euros de ayuda por tonelada para el producto nacional, el ministro insistió en que Europa “se ha puesto tremendamente estricta” para que se cumpla la normativa supranacional. “Forma parte de las reglas del juego, que benefician para unas cosas y perjudican para otras”, concluyó.

Navia dialoga con los sindicatos

Navia fue el encargado de reunirse con los representantes del carbón de los sindicatos UGT, CCOO y USO para abordar la situación de la minería del carbón. Durante la reunión, ambas partes han acordado mantener un diálogo abierto hacia futuro para poder analizar la situación del sector, según anunció el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Volvió a destacarse a lo largo del encuentro el “papel fundamental” que debe jugar el carbón en el sistema energético español y la necesidad de debatir propuestas para el futuro, en particular, su papel en el mix energético.

En este sentido, se ha abordado la función del carbón como respaldo de las energías renovables y se ha dejado constancia de su contribución para atenuar las oscilaciones de precios ante subidas en las cotizaciones de las materias primas, como la ocurrida en enero pasado con el gas natural. Energía recuerda además que el actual marco de actuación 2013-2018 para la minería del carbón nacional contempla mecanismos de apoyo de la actividad minera, así como la protección social para los trabajadores afectados por el cierre de explotaciones mineras no competitivas.

“Han cambiado muchísimo las cosas”

Así lo han percibido tras su encuentro con Navia los líderes sindicales, que han manifestado su optimismo “tras casi dos años de tensa espera” desde la última reunión. En concreto, Villares ha trasladado que van a mantener contactos unilaterales y “permanentes” con el Gobierno tras “reconocer” Navia que el carbón es un bien “necesario” e “insustituible” y que regula los precios de la energía. “Tuvo que venir una ola de frío para entender que tiene que haber dieta de carbón nacional”, precisó el titular de CCOO de Industria, quien también ha subrayado que el Gobierno podría trasladar a las eléctricas la necesidad de realizar una compra “regularizada” de las mineras.

En este sentido, Villares también ha enfatizado que las compañías eléctricas están demandando carbón que las mineras no son ahora capaces de producir porque durante la mayor parte de 2016 no han consumido carbón, a lo que ha añadido que no se puede “abrir” el grifo como en el caso del gas, sino que este sector requiere planificación. “El secretario lo ha entendido y ha dicho que va a trabajar en esta línea”, ha comentado.

Otra de las conclusiones a las que se ha llegado en este acercamiento ha sido la de incluir el carbón en la participación dentro del mix energético, así como de concretar una nueva reunión en un plazo de un mes en el que participen ocho miembros, cuatro por cada sindicato. Iniciativa que pasa por buscar una fecha para la comisión de seguimiento. En materia de subvenciones, Villares ha expresado su intención de que las empresas no tengan que devolver las ayudas. “No hay ninguna empresa que haya recibido ayudas y que cuando sea competitiva haya tenido que devolverlas”, ha detallado.

En la misma línea se ha posicionado Fernández, quien ha sostenido que hay que seguir trabajando para que el sector del carbón permita a las empresas “recuperar” a los trabajadores y dentro de esto hacer una defensa “global”, así como explorar las posibilidades después del año 2019. “Navia se han dado cuenta de que es necesario volver a abrir diálogo para buscar un futuro de un sector que no es el que más perjudica y que además es necesario por muchas variables”, ha argumentado Fernández.

El responsable sectorial de UGT también ha incidido en que van a trabajar porque el crecimiento de las comarcas mineras sea “una realidad” y en que nadie se “escude” ya que el carbón va a continuar siendo “necesario” por temas de seguridad en el abastecimiento. “Me han descolocado de tal manera, que si esto es verdad, merece la pena seguir defendiendo a los trabajadores”, concluyó el sindicalista, aludiendo al cambio de actitud después de la falta de interlocución con el antecesor de Navia, Alberto Nadal.

Esta reunión se produce después de que los sindicatos se dirigieran recientemente por carta a Navia para pedirle una respuesta a los problemas de la minería del carbón y de las familias de las cuencas mineras. En la carta, los sindicatos estimaban que los problemas son cada vez “más acuciantes” y lamentaban que no han recibido “ningún tipo de contestación positiva” por parte del Gobierno.

En este sentido, acusaban al Ejecutivo de Mariano Rajoy de mantener una “actitud pasiva ante el incremento de precios de la energía sufrida por consumidores y empresas”, únicamente mantenida, sostienen, “gracias a la actuación del carbón nacional como verdadera energía de respaldo, frente a los intereses de las empresas gasistas, combinado con la ausencia de energías renovables”. Todo ello demuestra, a juicio de los sindicatos, “la vulnerabilidad del sistema por la falta de un plan energético nacional donde todas las energías tengan su cabida, cada una en su justa medida”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*