Navantia entrega a Iberdrola las primeras estructuras para el parque eólico marino East Anglia One en aguas de Reino Unido

Publicado en mar 7 2018 - 10:06am por Energía Diario

EFE.- Los presidentes de Iberdrola, Ignacio Galán, y Navantia, Esteban García Vilasánchez, han presidido en el astillero de Navantia en Fene (A Coruña) el acto de entrega de las 4 primeras estructuras para el parque eólico marino de East Anglia One (Reino Unido), considerado el más grande del mundo. Los astilleros de Navantia en la ría de Ferrol prevén fabricar 42 estructuras para el proyecto que promueve Iberdrola y que tendrá 102 aerogeneradores de 7 megavatios.

El proyecto se ha desarrollado con arreglo a un contrato de diciembre del 2016 que prevé la construcción y entrega sobre barcaza de 42 estructuras y 126 pilotes. Las estructuras serán construidas entre la planta de Navantia, en la zona ocupada por la extinta empresa Astano, y dependencias de la firma Windar en Asturias. Las unidades restantes estarán concluidas en los próximos meses, han destacado representantes de las compañías implicadas en el proyecto. Se trata del segundo proyecto eólico marino desarrollado conjuntamente por Navantia y Iberdrola, tras el Wikinger (Alemania) en el mar Báltico.En esta ocasión, el trabajo supone un millón de horas de carga de trabajo, con una media de 800 empleos y picos de hasta 1.300 trabajadores.

Los responsables de las dos firmas han indicado que el parque East Anglia One, que prevé ser explotado por Scottish Power, una filial británica de Iberdrola, constituirá el mayor recinto eólico marino del mundo con una superficie equivalente a 30.000 campos de fútbol que permitirá aportar electricidad a unos 500.000 hogares.El inicio del funcionamiento del parque eólico marino está previsto para 2020, con un total de 102 aerogeneradores que deberían proporcionar hasta 714 megavatios. Las unidades construidas, denominadas jacket, son la base donde van anclados los soportes de los aerogeneradores. Su peso alcanza las 850 toneladas y su altura se sitúa en 626 metros, mientras que los pilotes tienen unas 360 toneladas, empleándose 58.800 toneladas de acero en total.

El presidente de Iberdrola ha destacado “la capacidad industrial y el potencial tecnológico” en la ría de Ferrol para un proyecto que, una vez culminado, “podrá dar energía a un millón y medio de personas, prácticamente la población de las provincias de A Coruña y Lugo juntas”. Galán ha mostrado el deseo de seguir “actuando de elemento dinamizador de empleo en Galicia” y en otras zonas de España al recordar que las plantas de Navantia en la bahía de Cádiz tienen encomendado el desarrollo de la subestación para ese recinto. Galán recordó que el parque Wikinger constituyó un “primer paso” para “cimentar la experiencia que hoy tenemos en este ámbito”.

Sobre el parque de East Anglia One, al este de Reino Unido, el presidente de Iberdrola remarcó que se dotará de 42 plataformas marinas, con una altura de 65,5 metros y un peso de 845 toneladas, “más de 200 toneladas” por encima de las estructuras del plan Wikinger. En este sentido, ha observado que las “instalaciones son mayores” ahora, en comparación con el parque Wikinger, como también lo son las propias turbinas. En total, las unidades alcanzarán los 235 metros de altura con todos sus componentes, “70 torres Eiffel puestas en medio del mar”, indicó Galán, en un parque de 300 kilómetros cuadrados de superficie.

Por último, Ignacio Galán ha indicado que la compañía que preside pagó en 2017 hasta 7.100 millones de euros en impuestos en todo el mundo, de ellos, 3.200 en España. “Nuestra fiscalidad, la mayor parte, se paga en este país, contribuyendo al desarrollo de los españoles”, ha asegurado. Finalmente, ha apostado por luchar contra el cambio climático: “Negar esta realidad supone situarse al margen de las demandas de la sociedad”.

Por su parte, el presidente de Navantia ha agradecido a Iberdrola la “oportunidad de demostrar de lo que somos capaces” de desarrollar ambas empresas. “Es un honor estar aquí. Mi abuelo y, 50 años después, yo mismo, desarrollamos nuestra actividad profesional aquí”, afirmó. A su juicio, la compañía eléctrica “ha apostado por una empresa pública española para un proyecto innovador” y ha deseado que dicha “colaboración continúe en un sector de vanguardia tan necesario para el sostenimiento energético de Europa“. Sobre el contrato, García Vilasánchez ha dicho que ya hay 17 estructuras “finalizadas y que en los próximos meses entregarán el resto de las 42 estructuras “hasta completar los trabajos”.

Según García Vilasánchez, la “compleja gestión de la cadena de suministro consolida a Navantia en un sector de futuro; es un orgullo sustentar este parque eólico marino”. A mayores, recordó que el astillero de Puerto Real (Cádiz) asumió la ejecución de la “subestación para este mismo parque”. En su opinión, la eólica marina es “clave para Navantia” y “complementa nuestro principal” ámbito de trabajo, el vinculado con la “defensa nacional”.

Al mismo tiempo, García Vilasánchez ha ensalzado a la Xunta de Galicia por sus “gestiones, interés y apoyo continuo” en este ámbito. También ha saludado la labor de Windar, “nuestro socio en este programa”, en el marco de una “clara orientación hacia el cliente y cumplir con los compromisos contractuales”. “Gracias a los trabajadores que habéis participado con una gran responsabilidad y profesionalidad con que habéis ejecutado este programa”, afirmó.

Asimismo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que Iberdrola fue la “primera compañía en confiar en Navantia” para sus proyectos eólicos, señalando que eligió al grupo cuando “necesitaban imperiosamente trabajo” en la planta coruñesa de Fene. Feijóo resaltó que no es “fácil presentar un impactante parque” en Reino Unido y ha señalado que Iberdrola hace “poco más de tres años ponía la vista” en el astillero para su plan Wikinger. “Estábamos ante la oportunidad de abrir nuevas expectativas; Navantia estaba dando los primeros pasos en la eólica marina, tomaba posiciones en la primera línea de un sector que tiene un importantísimo auge a nivel internacional”, ha indicado.

El mandatario gallego aseguró que en “privado y en público” siempre le agradecerá al presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, su “compromiso con Galicia“. Para Feijóo, “la diversificación supuso una alternativa” para la ría de Ferrol ya que si se “hacía bien tendríamos más contratos” y si se hacía “regular” se habría “cerrado” esa vía de negocio. El presidente gallego ha aseverado que la empresa ha conseguido “otros contratos con empresas noruegas y alemanas” con posterioridad y que el segundo pedido de Iberdrola “está avanzando según lo previsto”. Para Feijóo, “Navantia se ha convertido en un aliado para empresas”, ha añadido que sin “Iberdrola no estarían los noruegos y los alemanes” y ha vaticinado que “vendrán más contratos de otros países”.

Respecto a East Anglia One, Feijóo subrayó que no había “precedentes en su ejecución”, en alusión al “mayor pedido que ha afrontado Galicia en su historia de eólica marina”, con un “volumen de inversión de 150 millones de euros”. En este ámbito, ha apuntado las directrices energéticas de Galicia, ya que ha insistido en la “senda de la industria verde” y en la “cultura del ahorro y de la eficiencia energética”. Por eso Feijóo ha señalado que el objetivo de la Administración gallega es “disminuir el consumo” energético “en un 4%”, con un “ahorro anual de 150 millones de euros”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*