Pablo Iglesias pide valentía al Gobierno y que “se siente con las eléctricas” para frenar la subida de la luz

Publicado en sep 30 2018 - 8:57am por Energía Diario

Europa Press.- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reclamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sea “valiente” y “se siente con las eléctricas” para “acabar de una vez a una dinámica de oligopolio que tiene que pagar la gente, que ve cómo se sube sistemáticamente la factura de la luz”.

Iglesias considera que este “oligopolio eléctrico” es “responsable en última instancia” de que la factura de la luz en España sea “una de las más caras de Europa”, ha recalcado, y considera “insuficiente” la anunciada suspensión del impuesto de generación eléctrica a las compañías. Esta medida, anunciada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el fin de abaratar la tarifa eléctrica, dejará en suspenso el 7% que grava la producción de la electricidad a las compañías, impuesto por el Gobierno de Mariano Rajoy en su reforma energética de 2012. Las estimaciones del Ministerio es que esta medida abarataría un 3% la factura.

“Los intereses de las eléctricas”

Uno de los compañeros de Iglesias en el Congreso, el diputado Rafa Mayoral, ha apostado por “empezar a tocar los intereses de las eléctricas”, pues considera que “tienen que asumir que tienen que comprometerse”. “No tiene sentido que cuando hablemos del precio de la luz, las grandes ausentes sean las eléctricas“, ha afirmado, apostillando que “el hecho de ser un oligopolio no significa que tengan que tengan que tener súperbeneficios”. “Hay que ver cómo se toca la factura de la luz para garantizar el derecho al acceso al suministro”, concluyó.

Por otro lado, uno de los grupos que forma parte de la coalición de Unidos Podemos, Equo, ha calificado de “parche” la anunciada suspensión del impuesto de generación eléctrica, y ha reclamado al Gobierno medidas que prioricen al consumidor y al medio ambiente, y no a las empresas eléctricas. “Es hora de que la política energética se haga pensando en los consumidores y en el medio ambiente, en vez de en los beneficios de las eléctricas”, subrayó el diputado de Equo, Juan López de Uralde.

Equo critica que esta medida no aborda “el problema de fondo del coste de la luz”, que “tendrá un impacto muy moderado en los consumidores”, e insiste en abordar una reforma del mercado eléctrico, particularmente en el sistema de fijación de precios para acabar con los beneficios caídos del cielo de las plantas ya amortizadas, como las hidráulicas o nucleares.

Tendrá un “muy limitado efecto”

Por su parte, Izquierda Unida ha advertido al Gobierno del “muy limitado efecto” que tendrá la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, ya que “no logrará reducir de forma significativa el abusivo recibo de la luz“. En este sentido, la portavoz de la dirección federal de Izquierda Unida y el responsable de Políticas Económicas, Sira Rego y Carlos Sánchez Mato, respectivamente, denuncian que la suspensión de esta tasa, instaurado por el PP, “no conseguirá el efecto deseado”.

Rego subrayó que el efecto de la medida será “muy limitado, lo que no se corresponde con el triunfalismo y las expectativas con que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, lanzó la medida”. Además, advirtió que incluso para aquellas personas que se puedan beneficiar de ella” la reducción media estimada rondará los 1,5 euros al mes y siempre en aquellos meses de precios más elevados, por lo que puede ser incluso inferior en las épocas con un precio más reducido dado el mayor peso de las energías renovables”.

Por otra parte, Sánchez Mato apuntó que eliminar el impuesto de generación eléctrica supone, de forma automática, que el erario público pierda una recaudación que sólo en 2017 ascendió a 1.700 millones de euros. “Ribera no ha explicado cómo afrontará el desequilibrio que supone. ¿Acaso quiere financiarlo, como ya hicieron antes, con el famoso déficit de tarifa que seguiremos pagando en el recibo mes tras mes o acaso va a subir otros tributos para que haya más justicia fiscal?”, añadió.

Un paso “insuficiente” para UGT

Por otro lado, UGT considera que las medidas propuestas por el Gobierno para frenar la subida de la luz y combatir la pobreza energética “son un primer paso”, pero que es “insuficiente”. El sindicato reclama al Ejecutivo concreción en sus propuestas, incluido su impacto económico y financiero, y le pide ser “más ambicioso” con la aprobación de una ley “eficaz” para combatir la pobreza energética. Así, propone mejorar el bono social permitiendo que se puedan acoger más familias y que éstas cuenten con mayores descuentos.

Además, el sindicato reclama la participación sindical en la anunciada Estrategia Nacional de Lucha contra la Pobreza, que estará lista en 6 meses. Por ello, UGT pide una reforma integral y consensuada del sector eléctrico que garantice el suministro y propicie “la transparencia y la competencia efectiva” del sector. Dentro de estas medidas, reclama una auditoría al sistema eléctrico, mejorar la fiscalidad, la implementación de actuaciones de eficiencia energética y el impulso del autoconsumo, así como “acabar con el monopolio de las redes de distribución eléctrica, pasando a manos públicas”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*