Petrobras obtiene su mayor beneficio en un primer trimestre desde 2013, con 1.638 millones de euros, y repartirá nuevamente dividendos

Publicado en may 9 2018 - 6:47pm por Energía Diario

EFE.- La petrolera brasileña Petrobras obtuvo en el primer trimestre de este año un beneficio neto de 1.638,3 millones de euros), el mayor para el período en los últimos cinco años y un 56% superior al de los tres primeros meses de 2017, según anunció la compañía. Este resultado se produjo después de que la mayor empresa de Brasil anunciara que el año pasado tuvo pérdidas de 105,63 millones de euros, con lo que encadenó cuatro años seguidos con balances negativos.

Las elevadas ganancias de los tres primeros meses de 2018, las mejores para un primer trimestre desde las de 2013 (1.817 millones de euros), contrastan con las pérdidas de 1.294,5 millones de euros del último trimestre del 2017. La compañía atribuyó las ganancias del primer trimestre de 2018 principalmente al aumento de la cotización del petróleo Brent en los mercados internacionales (desde los 53,8 dólares por barril en el primer trimestre de 2017 hasta 66,8 dólares en 2018). Todos estos son datos que consolidan la recuperación de la petrolera brasileña tras años en los que sus cuentas han estado lastradas por la caída del petróleo y la corrupción, y anunció que volverá a distribuir dividendos.

También ligaron el beneficio al aumento de las ganancias con la venta de derivados en Brasil ante la nueva política que permitió a la empresa a elevar sus precios, a los mayores volúmenes de comercialización de gas natural y a las ganancias extraordinarias con el programa de venta de activos. Tan sólo por la venta de activos en las áreas marinas de explotación de Lapa, Iara y Carcará, Petrobras obtuvo 762 millones de euros, según indicó Petrobras a sus inversores.

La petrolera, controlada por el Estado pero con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, también atribuyó su beneficio a los menores gastos por ociosidad de los equipos y a la reducción de los gastos en general. “No se puede atribuir el beneficio exclusivamente al aumento del precio del Brent. En cada línea del balance se perciben mejores números, incluyendo un control de gastos bastante disciplinado”, explicó el director financiero de la compañía, Iván Monteiro. Según el balance, el beneficio operacional (ebitda) de la compañía en el primer trimestre fue de 6.068,7 millones de euros, con un crecimiento del 2% frente al 2017 y del 98% en comparación con el último trimestre del año pasado.

Los ingresos líquidos de la compañía sumaron 17.604 millones de euros en los tres primeros meses de este año, con un aumento del 9% frente al mismo período del año pasado y una reducción del 3% en comparación con los últimos tres meses de 2017. La petrolera redujo su deuda líquida un 4%, desde 84.871 millones de dólares en diciembre de 2017 hasta 81.447 millones de dólares en marzo de este año, y elevó su plazo medio desde 8,62 años hasta 9,26 años en el mismo período. Redujo sus inversiones un 14% frente al primer trimestre del año pasado y un 22% en comparación con el último trimestre de 2017, hasta 2.352,7 millones de euros.

Petrobras indicó igualmente que su producción de petróleo y gas natural media en el primer trimestre de este año fue de 2,68 millones de barriles diarios, un 4% menos que en el mismo período del año pasado. La empresa explicó que esa reducción obedeció a las paralizaciones para mantenimiento programadas en algunos de sus campos así como a la desinversión en el campo de Lapa, y que entra dentro de lo previsto. Pese a la reducción de las ventas en el mercado interno, Petrobras aumentó su superávit comercial en el exterior, por aumento de exportaciones y reducción de importaciones, desde 489.000 barriles diarios en el primer trimestre de 2017 hasta 507.000 barriles diarios en los tres primeros meses de 2018.

Las malas cifras de años anteriores , provocados por la mayor recesión en Brasil en varias décadas, la fuerte caída de los precios del petróleo, el gigantesco escándalo de corrupción que protagonizó, el aumento de la deuda hasta niveles históricos y la mala gestión del gigante brasileño, obligaron a su nueva dirección a anunciar un profundo plan de reestructuración en 2016. Además de reducir significativamente sus inversiones y de poner en marcha un severo plan de reducción de gastos, la empresa anunció la venta de activos por 21.000 millones de dólares en 2017 y 2018.

“Los resultados en el primer trimestre reflejan los esfuerzos que hemos hecho en todas las áreas, consolidan el proceso de recuperación de la empresa y nos permiten estar seguros de que este año cumpliremos todas las metas y volveremos a tener beneficios”, resaltó el presidente de Petrobras, Pedro Parente. “No sólo estamos presentando resultados financieros robustos, con una fuerte reducción de la deuda y del coste del endeudamiento, sino también resultados que ofrecen una base muy sólida para que Petrobras pueda volver a aumentar su capacidad exploratoria, obtener ganancias y distribuirlas entre sus accionistas“, agregó.

Parente explicó que los resultados del primer trimestre y las buenas expectativas para el año permitieron al consejo de administración aprobar la primera distribución de dividendos para los accionistas desde 2013. Según Parente, la empresa distribuirá próximamente 153,5 millones de euros en dividendos a los accionistas, que recibirán 0,014 dólares por acción tanto ordinaria (con derecho a voto) como preferencial.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*