Repsol gana un 65% más en el semestre, 1.056 millones de euros, gracias a sus actividades de exploración y producción

Publicado en jul 29 2017 - 6:39pm por Energía Diario

Redacción / Agencias.- Repsol ganó 1.056 millones de euros en el primer semestre del año, un 65,3% más que en el mismo periodo de 2016, quintuplicando el beneficio de su división de exploración y producción con la reanudación de la actividad en Libia y la puesta en marcha del yacimiento Lapa (Brasil), que inició su producción en diciembre de 2016 y contribuyó a que la compañía supere su récord de producción en Brasil. También se benefició del aumento de los precios del crudo.

Repsol ha explicado que detrás de este crecimiento del beneficio que ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) están los planes que puso en marcha para incrementar la eficiencia y la flexibilidad de la compañía en el actual entorno de precios del crudo, que en el semestre se situaron en una media de 51,7 dólares por barril de Brent. El beneficio bruto de explotación (ebitda) creció un 28,6% con relación a los seis primeros meses del año anterior, hasta los 3.108 millones, pese a que la producción media de hidrocarburos ha sido inferior en un 2,9% a la que tuvo en el primer semestre de 2016, hasta los 684.900 barriles diarios.

El negocio de exploración y producción (upstream) es el que registró un mayor avance con respecto al primer semestre de 2016 y su beneficio neto ajustado fue de 339 millones, casi cinco veces más que los 69 millones del primer semestre del 2016. Este área se vio impulsada por el reinicio de la actividad en Libia, donde Repsol prevé llegar a una producción de 39.000 barriles diarios a finales de año si no cambian las circunstancias, el máximo que puede alcanzar, según auguró su director financiero, Miguel Martínez, que destacó la buena evolución que está teniendo la producción en ese país, aunque reconoció que es difícil predecir qué pasará, pues la situación es todavía inestable.

En cuanto a Venezuela, señaló que la exposición financiera de la compañía está limitada después de que Repsol firmara con Petróleos de Venezuela (PDVSA) en 2016 un acuerdo que garantizaba la producción, los resultados y el retorno para los accionistas de la empresa mixta Petroquiriquire. En los seis primeros meses de 2017 Repsol realizó relevantes descubrimientos de hidrocarburos en Estados Unidos, como el de Alaska, que representa el mayor hallazgo de hidrocarburos en el país en los últimos 30 años y, a principios de junio, la compañía descubrió en Trinidad y Tobago su mayor volumen de gas de los últimos cinco años, cuyos recursos estimados equivaldrían a dos años del consumo de gas en España.

Aun así, la mayor aportación al beneficio de Repsol vino de nuevo del negocio de refino, química y mercadotecnia (downstream), cuyo resultado neto ajustado fue de 929 millones, en línea con los 934 millones que se obtuvieron en el primer semestre del año pasado. A este respecto, las áreas de Refino y de Química de la compañía continuaron mostrando su solidez y fortaleza, a la vez que se produjeron mejoras en Trading y Gas & Power, Marketing y Refino en Perú gracias a la puesta en marcha, en el último trimestre de 2016, de la nueva unidad de diésel de bajo azufre en La Pampilla.

Por su parte, el indicador de margen de refino en España se situó en 6,6 dólares por barril, un 3% por encima de los 6,4 dólares por barril registrados en el primer semestre del 2017. Además, en este semestre Repsol emitió un bono verde certificado que le ha convertido en la primera empresa de su sector del mundo en utilizar este tipo de activo. Este instrumento servirá para financiar más de 300 iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2.

Además, el programa de eficiencias y sinergias que puso en marcha Repsol para adaptarse al nuevo contexto alcanzó en el primer semestre la mitad de su objetivo anual, que es de 2.100 millones. El resultado neto atribuible a Repsol por su participación en Gas Natural descendió en el semestre un 44% y fue de 110 millones de euros, debido al menor porcentaje que la petrolera tiene ahora y a los peores resultados de esta compañía en la comercialización de electricidad.

La compañía que preside Antonio Brufau también redujo de forma significativa su deuda neta, que disminuyó en un 36,1% con respecto a junio de 2016 y bajó hasta los 7.477 millones de euros, mientras que el ratio deuda/ebitda se recortó un 51,8% al pasar del 2,43 en 2016 a 1,17 en 2017. Asimismo, el director financiero de Repsol señaló que la posibilidad de retornar al dividendo en efectivo y deje atrás el scrip dividend o dividendo flexible, que da opción al accionista a recibir la retribución en acciones de Repsol, no se contemplará hasta que la última agencia que queda por elevar la calificación de la compañía, S&P, lo haga.

Por otra parte, confirmó que las operaciones de exploración en el mar de China Meridional en las que participa Repsol han quedado suspendidas por el conflicto entre China y Vietnam, y ha señalado que Repsol había invertido hasta el momento 27 millones de dólares (unos 23 millones de euros) dentro de los 70 millones de dólares (unos 59,8 millones de euros) que ha destinado a esas tareas el consorcio de empresas en que está integrada. Martínez ha manifestado que están trabajando con la compañía PetroVietnam y con las autoridades vietnamitas, al tiempo que ha confirmado que las operaciones están suspendidas.

El Gobierno vietnamita ordenó finalizar la prospección después de que China amenazara con atacar una base vietnamita en las islas Spratly, si proseguían los trabajos. El gigante asiático reclama cerca del 90% del mar de China Meridional frente a países como Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei o Taiwán. El área de prospección se encontraba a unos 400 kilómetros de la costa sureste de Vietnam, donde se ha confirmado que hay, al menos, un yacimiento de gas.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*