Repsol logra en 2018 unas ganancias récord en los últimos ocho años con 2.341 millones de euros

Publicado en mar 26 2019 - 7:43pm por Energía Diario

Europa Press.- Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.341 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 10% respecto al alcanzado el ejercicio anterior y sus mayores ganancias en los últimos 8 años, según la petrolera. El beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios de la compañía, creció también un 10%, hasta alcanzar los 2.352 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue un 12% superior y se situó en 7.513 millones de euros.

El modelo de negocio integrado de la compañía le permitió obtener un mayor aprovechamiento de la mejora de los precios del crudo que, en el caso del Brent (en torno a los 71 dólares por barril), fueron un 32% superiores a los de 2017, aunque alejados de sus máximos. Por su parte, el gas de referencia, Henry Hub, mantuvo una cotización media similar al eje.

El negocio de Upstream (Exploración y Producción) del grupo presidido por Antonio Brufau duplicó su resultado de 2017, con 1.325 millones de euros, impulsado por las medidas de eficiencia implantadas, los mayores volúmenes y la mejora relativa de los precios internacionales. La producción de hidrocarburos (gas y petróleo) se incrementó un 3%, hasta los 715.000 barriles equivalentes de petróleo diarios, apoyada por los nuevos volúmenes obtenidos tras la puesta en marcha de proyectos en Argelia, Trinidad y Tobago, Reino Unido, Malasia y Perú, por la conexión de nuevos pozos en Marcellus (EEUU) y por la adquisición de Visund, en Noruega.

Por su parte, el resultado de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, GLP, Trading y Gas, y Repsol Electricidad y Gas) alcanzó los 1.583 millones de euros, con un mejor comportamiento de las áreas de Marketing, GLP, y Trading y Gas. El grupo dirigido por Josu Jon Imaz redujo en un 45% su deuda durante el período, hasta los 3.439 millones de euros, frente a los 6.267 millones registrados al finalizar el año 2017. A finales de diciembre, la liquidez ascendía a 8.742 millones de euros.

Recorta su exposición en Venezuela

Por otro lado, Repsol ha proseguido en la recta final de 2018 recortando su exposición patrimonial en Venezuela, situándola a cierre de año en 456 millones de euros, lo que supone una reducción de casi el 70% con respecto a los 1.480 millones de euros a los que ascendía a finales de 2017. Según el informe anual de la petrolera, la exposición al país latinoamericano, que incluye fundamentalmente la financiación otorgada a sus empresas filiales venezolanas, se ha reducido en 2018 “significativamente” con unos saneamientos de más de 1.000 millones de euros, desde la exposición de 1.480 millones con que contaba a cierre de 2017.

A cierre del tercer trimestre, la exposición de la petrolera en Venezuela era de unos 796 millones de euros, por lo que la crisis política, económica y social, recrudecida en los últimos tiempos en el país latinoamericano, ha llevado a Repsol a continuar recortando este riesgo en el tramo final del año pasado. El grupo ha procedido a realizar una evaluación de la recuperabilidad de sus inversiones, así como del riesgo de crédito sobre las cuentas a cobrar a PDVSA.

Como consecuencia de ello, Repsol ha realizado unas provisiones por riesgos o deterioros reversibles de 1.159 millones de euros. En 2017, la partida por deterioros por Venezuela ascendió a 716 millones de euros. De este importe, registró en reservas 316 millones de euros como consecuencia de la provisión por riesgo de crédito y otros 843 millones de euros en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Repsol está presente en Venezuela desde 1993 y actualmente tiene presencia en el país a través de su participación en empresas mixtas de crudo: 40% en Petroquiriquire (bloques Quiriquire, Menegrande, Barúa Motatán, todos ellos con vigencia hasta 2031) y 11% en Petrocarabobo (bloque Carabobo, con vigencia hasta 2035). También está presente en empresas licenciatarias de gas: 60% en Quiriquire (vigencia hasta 2027) y 50% en Cardón IV (vigencia hasta 2036).

Todas estas inversiones del grupo se contabilizan por el método de la participación, siendo el dólar americano su moneda funcional, excepto en el caso de Quiriquire, en el que el bolívar es la moneda de referencia de sus ingresos y gastos operativos. En 2018, la producción media de Repsol en Venezuela alcanzó los 62.000 de barriles equivalentes de petróleo día y sus reservas probadas hasta 2018 ascienden a 514 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*