Ribera afirma que las medidas adoptadas convierten al país en el que más ha caído el precio de la electricidad

Publicado en nov 6 2018 - 7:32am por Energía Diario

Europa Press.- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, asegura que las medidas adoptadas por el Gobierno, junto con la caída desde máximos del precio del CO2, han permitido a España “pasar de ser el líder” en Europa en los incrementos en los precios de la electricidad a “ser el país, junto a los nórdicos, en el que más ha caído el precio mayorista en octubre”.

En comparecencia en Comisión en el Senado, Ribera valoró así las medidas urgentes adoptadas por el Ejecutivo a principios de octubre para combatir la espiral alcista en el precio de la luz de los últimos meses, aunque subrayó que no es suficiente y que “hay que seguir trabajando” y adoptando “medidas de fondo”. El recibo de la luz vio cortada en octubre la tendencia alcista de los últimos meses y se abarató por primera vez desde mayo, mitigando así las subidas de agosto y septiembre.

Ribera indicó que combatir el alza en el recibo de la luz ha sido “uno de sus primeros mensajes” desde que llegó al Gobierno ya que la electricidad limpia y eficiente tiene “un inmenso futuro”, aunque es necesario mantener unos “precios razonables y evitar sobrecostes que dificulten el periodo de transición“. Así, subrayó que desde marzo se ha vivido una espiral alcista de “subidas muy importantes y continuas no previstas por el Gobierno anterior”. “El señor Nadal dijo que iba a bajar el precio por sus medidas, pero se le olvidó que el CO2 era un factor que existía y que iba a incidir en el precio de la energía”.

Concesiones de las centrales hidroeléctricas

Además, Ribera indicó que “en las próximas semanas” se presentará una propuesta que afectará a la prórroga de las concesiones de las centrales hidroeléctricas que expiran en estos años ya que el agua para generación eléctrica existe en “un volumen limitado” y es necesario pensar “en las condiciones más acordes al siglo XXI”. La ministra, que no entró en más profundidad al respecto, subrayó que el objetivo debe ser el de “garantizar un cierto precio para consumidores vulnerables y una cierta capacidad de almacenamiento y moderación de precios medios con un potencial que es público“.

Ribera también destacó ese real decreto de medidas urgentes para la Transición Energética y la Protección de los Consumidores, aprobado el pasado octubre, como un primer conjunto de señales en el camino que se quiere tomar, con medidas como el fin del impuesto al sol o los ajustes para asegurar que España “llegue con los deberes hechos” en materia de energías renovables o la eliminación de trabas que impiden el despliegue de la movilidad eléctrica.

“En todo caso, la señal más precisa consiste en la adopción del marco estratégico que ha de conducirnos a un camino distinto en los próximos años, ese puente que hay que construir entre la realidad actual y la realidad que queremos en 2030“, subrayó, remarcando que estarán recogidas en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y la Estrategia de Transición Justa del Gobierno.

Concretamente, estima que son “piezas claves, irrenunciables y engarzadas entre sí”, que fijarán “objetivos claros y ambiciosos” para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020 y 2030, con sendas de descarbonización para 2050 revisables cada 5 años, tanto para la economía en su conjunto como para cada uno de los sectores de emisión. Asimismo, insiste en la necesidad de realizar presupuestos quinquenales de carbono y elaborar un informe anual que describa en qué y cómo se ha aplicado el fondo de carbono cada año e integrar el análisis de compatibilidad climática en todos los procedimientos de evaluación de impacto ambiental, en las memoras de planes, programas y normativas e incluir criterios verdes “obligatorios” en la contratación pública.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*