Ribera anuncia la firma entre instituciones y vecinos de Andorra (Teruel) del primer convenio de “transición justa” hacia la descarbonización

Publicado en feb 8 2019 - 4:22pm por Energía Diario

Europa Press.- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, tiene intención de firmar antes del verano el primero convenio de “transición justa” entre instituciones y vecinos de la zona de Andorra (Teruel) cuyo objetivo sería determinar las acciones para que “nadie que quiera quedarse a vivir aquí se tenga que ir”.

Así lo ha manifestado tras reunirse en el Ayuntamiento de Andorra con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, la alcaldesa de esta localidad, Sofía Ciércoles, y el alcalde de Ariño, Joaquín Noé, así como con el comité de empresa de la Central Térmica de Andorra, y otros agentes sociales y empresariales. La ministra ha visitado Andorra invitada por la alcaldesa, después de que Endesa anunciara el cierre de la central térmica que tiene en ese municipio. Teresa Ribera también se ha desplazado al Ayuntamiento de Ariño y ha visitado la mina Santa María de esta localidad, donde la empresa Samca ha anunciado recientemente el cese de la actividad.

La ministra ha dicho que el convenio de transición justa ha de marcar “programas y financiación” para garantizar empleo y fijar población en la zona. Ha incidido en la importancia de contar con los agentes locales para proponer alternativas adecuadas. También ha comprometido la participación del Instituto del Carbón por parte del Gobierno central, así como del Instituto Aragonés de Empleo por parte del Ejecutivo regional. Ribera ha subrayado que “no hay varitas mágicas” pero sí un “compromiso serio” porque “este tiene que ser un caso de éxito en un proceso de transición que se está viviendo en muchos sitios” y debe ser “inclusivo y con grandes dosis de solidaridad”.

Ha añadido que, aunque en esta visita ha visto muchos carteles de Se vende. Razón: ministerio, espera que “no se venda nada”. También ha comentado: “nada de lo que vemos hoy nos pilla por sorpresa porque hace muchos años que se veía venir y, sin embargo, el miedo y el rechazo que nos producía generó la tentación de decir vamos a esperar, cuando eso es lo peor”. Para la ministra, Andorra es un “buen” sitio para asegurar que “nadie se puede quedar atrás en esa transición” y ha añadido que ha de haber una “convicción de ganarse el futuro” de los habitantes de este territorio.

En esa línea, ha apostado por “construir certidumbres con recorrido” y “mostrar solidaridad con una zona que hace tiempo viene viendo que hay procesos en curso que pueden suponer cambios muy importantes en sus condiciones de vida y en su trabajo“. La ministra ha esgrimido, asimismo, son los propios vecinos, el Ayuntamiento, el propio comité de empresa quienes “entienden mejor” cuáles son las alternativas con mayor recorrido en el tiempo. Por eso, ha apuntado, el Gobierno central quiere trabajar con el Ejecutivo autonómico, el consistorio y los actores locales “explorando cómo desarrollar esos programas de manera profesional” y “ver qué incentivos fiscales, regionales, qué manera de reforzar las infraestructuras y alternativas empleo se pueden hacer”.

La ministra aseguró que el mensaje a Endesa “ha sido contundente” y, puesto que va a seguir siendo “una empresa importante en España, porque es la intención que ha declarado”, ha de tener un “compromiso” con la zona en la que ha trabajado y obtenido recursos. Ribera ha añadido que Endesa “debe manifestar una inversión y un acompañamiento que va más allá de los propios trabajadores de la central” y debe ser “beneficiosa, constructiva y de permanencia y compromiso con el territorio”. “Confío en que exista” porque “lo que tenemos por ahora es insuficiente”, remarcó.

También ha precisado que se trata de una “primera propuesta” y ha explicado que desde la empresa les transmiten que “están abiertos”. Igualmente, ha comentado que desde el comité de empresa “han sido capaces de identificar algunas propuestas que, a priori, ayudan a seguir trabajando en mayor detalle en lo que debe ser el compromiso de Endesa“. Asimismo, ha sostenido que hay que tener en cuenta qué dice el Derecho de la Unión Europea y que normativa existe para las centrales en España, y así determinar “cuáles son los mecanismos con los que podemos funcionar”.

Entre otras cosas, ha planteado que la capacidad evacuación de electricidad que posee esta zona “debe seguir estando en esta tierra” y aprovecharse para iniciativas que “tenga más recorrido, generen más empleo y sean más competitivas”. Además ha mencionado la concesión de 18 hectómetros cúbicos de agua de que disfruta la central. “Es obvio que ese agua puede ser un instrumento importante para generar otras actividades”, ha apostillado. La ministra ha señalado que otras maneras de atraer inversiones y lograr una “transición justa” son las subastas de nueva potencia renovable, “donde se priorice las tecnologías en aquellos territorios en transformación”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*