Ribera considera que los riesgos climáticos y ambientales “son los de mayor magnitud para la economía mundial”

Publicado en ene 31 2019 - 4:28pm por Energía Diario

Europa Press.- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró que los riesgos climáticos y medioambientales “son los de mayor magnitud para la economía mundial”, apoyándose en el “protagonismo” que considera que tendrán estos asuntos en los próximos grandes foros económicos internacionales. En este sentido, Ribera señaló que un Presupuesto “que desprecie el cambio climático es tirar el dinero”.

El objetivo final, según ella, es que el 100% de la inversión y gasto sean compatibles con el clima, al igual “que lo deben ser con los Derechos Humanos”. “Lo más grave, dañino, peligroso y disruptivo es no hacer caso a lo que sabemos que ocurre con el cambio climático”, añadió. Entre los ponentes, la exprimera ministra de Nueva Zelanda y exadministradora del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), Helen Clark, ha remarcado que “el principal objetivo de la agenda de desarrollo sostenible es que nadie se quede atrás, especialmente las personas más vulnerables”.

La legislación climática estará “enseguida”

Por otro lado, Ribera ha afirmado que la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, en la que trabaja el Gobierno, llegará “enseguida”. “Estamos peinándola y poniéndole los colorines finales de la portada”, bromeó. Según ha comentado la ministra, la transición ecológica es un “desafío interesantísimo en todos los frentes”, por lo que considera importante que haya un debate público constructivo que, a su juicio, fomentará los consensos y acciones de mejoras. Tal y como ha señalado, desde el Gobierno están intentando ser “cuidadosos” en la evaluación de las piezas que conformarán la Ley. “Lo tenemos muy organizado en el Gobierno, en pensar en las distintas razones para poder compartirla”, ha apuntado la ministra.

Teresa Ribera ve en la “convicción de la gente” el impulso para iniciar el cambio hacia la transición ecológica: “Es lo que de verdad va a ser el vector que fomente la reflexión de mercados, de opinadores”. Y para ello, ha insistido en la necesidad de que todos los agentes actúen ya que “ninguno por sí mismo puede hacerlo todo”.

En este sentido, insiste en que la Agenda 2030 de la ONU “no es una agenda sectorial de nadie, de ningún tipo de actor sectorial ni de naturaleza pública o privada”, lo que a su juicio requiere liderazgo en cada estructura. De ahí que haya apelado a los líderes políticos y “a quien tiene más capacidad para empujar la Agenda 2030″, para iniciar este cambio.

No se cumplen los plazos

Asimismo, el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha instado al Gobierno de España a presentar su Plan de Energía ante la Comisión Europea, pues es 1 de los 7 ejecutivos de la Unión que aún no los ha entregado, pese a que el plazo se cerró el pasado 31 de diciembre. El comisario ha hecho hincapié en “el futuro espectacular” que tienen las energías renovables en el marco de la Unión Europea de los próximos años y destacó algunos de los objetivos firmados por más de 190 países en el acuerdo de París, como el de “frenar el calentamiento global muy por debajo de 2 grados centígrados, incluso por debajo de 1 grado”.

Para conseguirlo, ha subrayado la “necesidad de descarbonizar la economía” y sustituir la producción de energía con otras más limpias con el horizonte 2050, fecha en la que el 80% de la electricidad tendrá que producirse mediante energías renovables. Como recordó Arias Cañete, el primer objetivo, en 2020, es alcanzar el 20% en cuanto a producción de energía renovable. En 2017, España estaba cerca del 17,3%. Mientras que para 2030 el objetivo marcado es alcanzar un 32% de energías renovables.

No considera el comisario que los planes para la transición energética se vayan a ver afectados por el Brexit, pues “todo el mundo tiene que afrontarla y Reino Unido siempre ha sido un país muy ambicioso en políticas climáticas”. Por último, remarcó que para el 13% de los españoles, el cambio climático supone “el principal problema en la actualidad” y animó a los políticos españoles a incluir en sus campañas electorales temas como el cambio climático o la renovación energética.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*