Ribera defiende su aval al impacto ambiental de Castor porque era “frívolo” ir contra el criterio de los organismos técnicos

Publicado en jun 28 2018 - 11:22am por Energía Diario

Europa Press / EFE.- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, defendió su decisión de avalar el proyecto Castor cuando era secretaria de Estado de Cambio Climático en 2009, alegando que hubiera sido “frívolo” por su parte haber “sustituido el criterio de todos los organismos técnicos y administrativos” que no pusieron objeción a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del almacén de gas.

Durante la sesión de control al Ejecutivo, la ministra ha recalcado que “nadie recurrió” la declaración ambiental que ella firmó y con la que autorizó el polémico proyecto Castor durante el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Según explicó, la DIA fue “elevada” para su firma después de un “complejo” trámite en el que participaron “más de 20 organismos” administrativos y técnicos. Asimismo, ha destacado que “nadie objetó” cuando tuvieron la oportunidad de hacer “comentarios y observaciones” sobre la propuesta de resolución que les fue comunicada sobre el proyecto.

“Me parece frívolo pensar que un secretario de Estado puede sustituir el criterio de tantos organismos técnicos y administrativos”, aseveró, insistiendo en que tampoco nadie recurrió la declaración de impacto ambiental una vez firmada. Además, señaló que posteriormente se confirmó que la tramitación “se había realizado correctamente” y “sin complicación“. De hecho, ha apuntado que el anterior ministro de Energía, Álvaro Nadal, confirmó que la evaluación de impacto ambiental “había sido correcta”. En cualquier caso, la ministra sostiene que un proyecto como Castor “tiene una tramitación enormemente extensa” y cree que “ahora” lo que debe hacer el Gobierno es “afrontar” qué hacer con la instalación.

Por su parte, el diputado del PP, Teodoro García Egea, preguntó al Ejecutivo las consecuencias económicas y sociales que para España ha tenido el informe de impacto medioambiental favorableque Ribera firmó en relación al Castor y ha reprochado al Ejecutivo socialista que “cuando las cosas van mal o se toman malas decisiones en un Gobierno socialista” se eche la culpa a los técnicos. Según ha señalado, la firma para autorizar Castor cuando Ribera era secretaria de Estado es “una clara incompatibilidad sobre su cargo”.

Para García, la firma de aquella DIA propició un incremento de la factura del gas y “ha sacudido los bolsillos de los españoles” además de generar una “bomba retardada” que acabó estallando en forma de proyecto fallido, además de numerosos terremotos en la costa mediterránea. “Castor nos ha costado lo mismo que 10 líneas de AVE“, denunció el diputado popular.

En septiembre de 2013 el anterior gobierno suspendió la actividad de inyección de gas en el almacenamiento subterráneo Castor, y en 2014 aceptó mediante un decreto ley la renuncia de Escal UGS, participada por la compañía ACS en un 66,67%, a la concesión de la instalación. De esta manera, el Ejecutivo, mediante un real decreto-ley, estableció una indemnización de 1.350,7 millones de euros para Escal UGS, promotora del proyecto, que se cargaría en el recibo del gas durante 30 años.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*