Ribera estudia que las cuencas asuman las instalaciones hidroeléctricas al acabar su concesión mientras Unidos Podemos pide su gestión pública

Publicado en dic 3 2018 - 1:12pm por Energía Diario

Europa Press.- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado que “no es descartable” que las cuencas hidrográficas puedan explotar “de forma transitoria al menos” instalaciones hidroeléctricas cuya concesión finaliza, asumiendo como “ingresos propios” los beneficios que puedan derivarse “sin que puedan cederse a un tercero“. Así lo ha asegurado durante la interpelación dirigida por el portavoz de Energía de Unidos Podemos, el diputado de En Comú Podem Josep Vendrell, en el Pleno del Congreso.

Ribera ha destacado la extinción de estas concesiones como una “oportunidad” para replantear el papel que debe jugar en la transición energética la energía hidroeléctrica, que representa un 20% de la potencia instalada, y “moderar los precios de mercado”. La ministra ha subrayado que deberá ser la Dirección General de Aguas, quién evalúe qué hacer con las instalaciones a medida que se van extinguiendo estas concesiones. Según ha explicado, deberá analizarse “en el marco comunitario” si estas instalaciones son financieramente viables, o incluso si deben ser demolidas en caso de que su mantenimiento sea contrario al interés público. Asimismo, Ribera ha señalado que podrían sacarse de nuevo a concurso instalaciones.

En estos pliegos, ha añadido, deberá incorporarse la retribución al organismo de cuenca por canon concesional, un plan de inversiones, una valoración del inmovilizado con su inventario y con la obligatoriedad de que la reversión sea “gratuita y libre de cargas”, de forma que la Administración no deba asumir ningún coste en caso de aprovechar las instalaciones. En este sentido, la ministra cree que “la demanda social” de “revertir al interés público” los beneficios de las instalaciones hidroeléctricas “debe ser atendida“, una demanda que, ha asegurado, “encaja” con las premisas de las directivas comunitarias correspondientes.

El diputado Josep Vendrell (En Comú Podem) ha coincidido en la “oportunidad histórica” que se presenta con la caducidad de estas concesiones. A su juicio, han sido “un chollo” durante estos años al tratarse de centrales “hiperamortizadas”. Por ello, ha reclamado al Gobierno que facilite la gestión de las mismas a través de sociedades públicas que exploten estas instalaciones y, aunque ha concedido que es “admisible” que puedan volver a producirse concursos, “no sin revertir beneficios” al sector público, y ha defendido que la reversión pueda llevarse a cabo a través de una titularidad pública.

Ha exigido un “debate a fondo” sobre esta cuestión, el establecimiento de auditorías sobre las concesiones, la verificación del cumplimiento de las condiciones establecidas y el papel que han jugado estas instalaciones en los precios del sistema eléctrico. Y es que ha señalado que la producción de energía hidroeléctrica “es enormemente rentable“, pues al estar construidas en un anterior período regulatorio y estar ya amortizadas, gozan de una sobrerretribución que, ha recordado, el acuerdo presupuestario del Gobierno con Unidos Podemos, llamaba a acabar. Asimismo, ha recordado las denuncias de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por casos de “manipulación de precios”.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*