Siemens instala por primera vez una pieza impresa en 3D en una central nuclear, la de Krsko (Eslovenia)

Publicado en mar 17 2017 - 4:43pm por Energía Diario

Europa Press.- Siemens efectuó la primera instalación comercial exitosa y con posterior uso continuado con seguridad de una pieza impresa en 3D en una central nuclear. La pieza de sustitución fabricada para la central nuclear de Krsko (Eslovenia) es un impulsor para una bomba de protección contra incendios que se encuentra en funcionamiento rotativo constante y que proporciona presión para el sistema de protección contra incendios de la central.

Se trata de un “gemelo digital” de la pieza original, en funcionamiento desde la inauguración de la central en 1981 y su fabricante original ya había cesado su actividad, una situación “especialmente adecuada” para la tecnología de impresión 3D, ya que tanto las piezas como sus diseños son “prácticamente imposibles de obtener”. Esta tecnología permite así a las centrales seguir en funcionamiento y superar su vida útil prevista. Siemens destacó que, debido a los estrictos requisitos de seguridad y fiabilidad del sector nuclear, obtener esta cualificación representa “un logro significativo”.

El director general de la división Power Generation Services de Siemens, Tim Holt, ha asegurado que “este logro en la central nuclear de Krsko es un ejemplo más de cómo la transformación digital y las capacidades basadas en datos que poseemos afectan al sector energético de maneras realmente importantes“. “La fabricación aditiva ha reducido los plazos y una producción más rápida optimiza la sustitución de piezas y ofrece un valor real a nuestros clientes”, explicó.

Para garantizar el funcionamiento seguro y fiable de la nueva pieza 3D, Siemens llevó a cabo numerosos ensayos durante meses en colaboración con el equipo de operaciones de Krsko. Otros ensayos de materiales de un instituto independiente, así como un análisis mediante tomografía computarizada, mostraron que las propiedades materiales de la pieza 3D eran superiores a las de la pieza original, según indicó la compañía.

La central nuclear de Krsko se encuentra entre las más destacadas de Europa según el Grupo de Reguladores Europeos en términos de seguridad, de acuerdo con evaluaciones motivadas por el accidente en Fukushima. Suministra más de un cuarto de la electricidad de Eslovenia y un 15% de la de Croacia. Siemens y la central de Krsko continuarán sus investigaciones y desean mejorar el diseño de piezas “extremadamente difíciles” de producir mediante técnicas de fabricación tradicionales, como pueden ser estructuras ligeras con patrones de enfriamiento mejorados.

Sobre el Autor

Dejar comentario

*