Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

Portugal apuesta por el coche eléctrico y crea una red nacional de recarga

Portugal ha dado un impulso al automóvil eléctrico al crear una red de puntos de recarga en las 21 mayores ciudades y ha anunciado, además, que competirá con España y otros países para albergar una fábrica de baterías de Renault.

EFE    MADRID  29 · 06 · 2009

El primer ministro luso, José Sócrates, presidió el lanzamiento de la red nacional de abastecimiento para vehículos eléctricos, que constará, en principio, de 100 puntos con los que se cubrirán las mayores áreas urbanas y se multiplicará por diez en dos años.

La iniciativa pretende que Portugal "esté en la vanguardia de los cambios tecnológicos en el área de la energía y de los vehículos eléctricos", declaró el primer ministro socialista.

También adelantó que Portugal compite con "España, Francia, Reino Unido y otros países europeos" para albergar la sede de una gran fábrica de baterías de vehículos eléctricos que proyecta construir Renault para ser utilizada en su alianza con Nissan.

El primer ministro hizo estas declaraciones después de que el vicepresidente de la firma automovilística, Carlos Tavares, adelantara que Portugal es uno de los posibles destinos de la factoría europea destinada a abastecer los coches eléctricos de su compañía.

"Tenemos expectativas aunque estamos compitiendo con varios países", dijo Sócrates en referencia a la posibilidad de que la fábrica se ubique finalmente en Portugal.

El primer ministro señaló que muchos países "se quieren lanzar a la aventura de los coches eléctricos y Portugal ya hace un año que lucha por ello".

Las medidas a favor del uso de vehículos eléctricos "permiten convertir a Portugal en un país más independiente y más autónomo del petróleo, y favorecen la lucha por mejorar el medio ambiente y las contribuciones a la reducción de gases con efecto invernadero", abundó.

La red piloto de recarga de baterías tendrá en 2009 un total de 100 puntos en 21 municipios y alcanzará los 1.300 en 2011, según las previsiones del Gobierno luso.

Las zonas de recarga se instalarán en parques de estacionamiento, centros comerciales, gasolineras, hoteles, aeropuertos, garajes privados y vías públicas.

Los usuarios de los automóviles eléctricos podrán recargarlos, además de en sus garajes y hogares particulares, en esos puntos públicos.

Los periodos de recarga, que van de veinte minutos a ocho horas, se han ido reduciendo tras los primeros prototipos que salieron al mercado y dependerán de las características de las baterías que incorpore cada vehículo y el tipo de uso que haga el automovilista.

Sócrates dijo que el desarrollo de este proyecto "corresponde a una elección del Gobierno y a una opción política" y consideró también decisiva la apuesta por los coches eléctricos "para el combate del endeudamiento externo".

Además, el primer ministro se refirió a los beneficios ambientales que podría suponer su introducción en las ciudades, en las que ayudará igualmente a reducir el ruido y aumentar la calidad de vida.

"Cuando las urbes experimenten la vida con vehículos eléctricos, sin emisiones y sin ruido, jamás querrán volver atrás", vaticinó el gobernante portugués.

Durante la fase piloto del plan, que durará hasta 2010, la red de recarga abarcará 21 municipios y contará tanto con puntos de recarga lenta (de 6 a 8 horas) como rápida (de 20 a 30 minutos).

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados