Untitled Document
Energía Diario
« Empresas y Sectores

Enrique Eskenazi mantiene su intención de adquirir un 10 por ciento adicional de YPF

El grupo argentino Petersen, controlado por la familia Eskenazi, mantiene su intención de adquirir un 10 por ciento adicional de YPF, filial de la petrolera española Repsol YPF, en la que ya posee una participación del 15 por ciento, para alcanzar así el 25 por ciento previsto.

EFE    MADRID  08 · 10 · 2009

"Si las circunstancias nos dan, nuestros planes son seguir adelante", afirmó Enrique Eskenazi, vicepresidente de YPF, en una entrevista concedida a TVE.

Sin referirse en concreto a esta operación, Eskenazi destacó que su grupo cuenta con la "confianza" de los grandes bancos internacionales, entre los que citó a BNP Paribas, Itaú, Goldman Sachs y Credit Suisse, para acometer compras, y defendió que sólo se puede crecer por medio de créditos.

A finales de 2007, el grupo Petersen firmó un acuerdo con Repsol por el que se comprometió a tomar hasta un 25 por ciento del capital de YPF en dos fases.

La familia Eskenazi adquirió en febrero el 15 por ciento de la filial argentina de Repsol y se reservó una opción para comprar el porcentaje restante.

El plan inicial de Repsol incluía la colocación en bolsa de un 20 por ciento adicional de YPF, pero la iniciativa se aparcó por la situación de los mercados.

Además, durante este verano han circulado numerosos rumores sobre el presunto interés de petroleras chinas por entrar en el capital de YPF.

En la entrevista concedida a TVE, Enrique Eskenazi se refirió también a las críticas que Argentina recibe por su presunta falta de seguridad jurídica y admitió que puede existir cierta sensación de inseguridad en el terreno económico porque se abordan "cambios legales muy rápidos", al igual que en otros países de la región.

"Estamos en el camino de la seguridad jurídica. Tenemos baches pero estamos en el camino. Eso es muy positivo", explicó.

En cuanto a la crisis económica internacional, Eskenazi dijo que la perspectiva es "positiva". En su opinión, se ha superado el "tsunami" y ahora quedan las "últimas pequeñas olas".

No obstante, anticipó que la recuperación mundial no será lineal sino "en forma de serrucho", con avances y retrocesos.

Eskenazi atribuyó la crisis a la falta de regulación del sistema financiero, circunstancia que, dijo, creó un "fantasma de progreso".

"Una parte de la riqueza no era real. Era una invención económica virtual", concluyó.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados