Untitled Document
Energía Diario
« Opinión - Análisis / Entrevistas

Enrique Giménez Sáinz de la Maza, Director General de Centrica. Primera parte: El déficit de tarifa

"Con el déficit tarifario, el Gobierno refuerza las posiciones dominantes existentes"

El Director General de Centrica en España, Enrique Giménez Sáinz de la Maza, ha hablado con Energía Diario sobre las cuestiones más calientes en materia energética en estos momentos. La primera parte de esta larga entrevista está dedicada al déficit de tarifa y sus consecuencias sobre la actividad de comercialización.

JASON ELLIOTT HARRIS / ADOLFO JIMÉNEZ    MADRID  26 · 02 · 2007

Energía Diario.- Abordemos las principales cuestiones vigentes en este momento en el ámbito de la regulación. ¿Cuál es su postura en relación al déficit de tarifa, que ha acuñado como déficit de generación y déficit de comercialización?

Centrica.- Centrica inició sus actividades en España en 2003, en un mercado regulado, en el que la tarifa era superior al precio de mercado, y el funcionamiento del sistema era correcto. Pero en 2005, la situación se invirtió, los precios de mercado se situaron muy por encima de los de tarifa. Esto hace que a las comercializadoras, como Centrica, nos resulte imposible ofrecer descuentos a los clientes, y por tanto, hace la comercialización no viable. Pasamos de la noche a la mañana de poder comercializar a no poder hacerlo.

Como consecuencia de la Ley del Sector Eléctrico 54/97, el Gobierno tiene la obligación de hacer que las tarifas que fije cubran los costes del sistema. Sin embargo, en 2005, mientras el precio por MWh en el mercado era de 50 euros, las tarifas fijadas por el Ejecutivo se mantuvieron durante todo el año en 35 euros. Así, quienes vamos al mercado libre incurrimos en pérdidas, por la negligencia del Gobierno de no cumplir el artículo 17 de la ley 54/97. A final de año, examinamos las cuentas y vimos que habíamos incurrido en fuertes pérdidas y acudimos al Gobierno para explicarles que se trata de una situación difícil, negativa en ese momento, pero que se perfilaba mucho peor a futuro.

Y además vemos que a las compañías distribuidoras, al contrario que con las comercializadoras, sí se les reconoce el déficit de tarifa, esa diferencia de ingresos entre mercado y tarifa. Esa falta de adecuación de las tarifas a la realidad compensada a unos sí y a otros no. Creemos que eso es discriminatorio, y consideramos que, se haga lo que se haga, el trato debe ser igual para todos. De lo contrario, nosotros no podemos competir, y el Gobierno tiene la obligación, por ley, de posibilitar la competencia, aparte de por la propia directiva europea, en cuyo Tratado de la Unión se defiende la libertad de establecimiento.

En este caso, el Gobierno reforzó la existencia de posiciones dominantes. Por mucho que intentásemos llamar la atención del Gobierno, no se nos hizo caso.

Energía Diario.- ¿Qué sucede con el déficit de tarifa en 2006?

Centrica.- Al 31 de diciembre de 2005, el precio del MWh estaba en 52 euros en el mercado, y el Gobierno fijó la tarifa para 2006 en 36 euros, volviendo a incurrir, esta vez de una forma totalmente consciente, en el mismo problema. Aquí no se trataba de una cuestión de falta de reacción, como sucedió en 2005, sino de una omisión de acción ante un problema que tenía delante y del que era consciente. Todos los operadores salieron entonces del mercado de comercialización: Gas Natural, Iberdrola, nosotros…

Ante esta situación, que consideramos injusta, emprendimos acciones legales contra el Gobierno de España en Bruselas y en España y solicitamos al Tribunal Supremo la adopción de medidas cautelares para evitar que las distribuidoras pudieran seguir compitiendo con ventaja. Seis meses después, en julio de 2006, se nos denegó la concesión de medidas cautelares, debido a que el Real Decreto recurrido no establecía el mecanismo de concesión y financiación del déficit de tarifa.

El nuevo Real Decreto, publicado en julio, legislaba sobre cómo liquidar el déficit de tarifa de 2005, así que ampliamos el recurso anterior, solicitando también la adopción de medidas cautelares. Esto fue en septiembre. A día de hoy seguimos esperando el resultado del juez sobre la concesión de medidas cautelares.

Paralelamente, el 25 de enero, la CE comenzaba una investigación contra el Gobierno de España por ayudas de Estado. Agradecemos ese pronunciamiento de Bruselas, lo que para nosotros es un éxito.

Energía Diario.- ¿Y qué puede decirse del reconocimiento del déficit ex ante en 2007…?

Centrica.- Hagamos un poco de historia. Empecemos por el tema de los CTC’s. Los Costes de Transición a la Competencia han venido actuando como un vaso comunicante entre la tarifa y el mercado. Cuando la bolsa de los CTC’s era grande, Endesa e Iberdrola mantenían una pugna constante. Entonces, en el pool, el precio no pasaba de 30 euros por MWh. En 2003, el precio era de 29 euros por MWh. En 2004, el precio en el pool era de 27,9 euros. En 2005 se terminó, o prácticamente terminó, la bolsa de CTC’s. Viesgo ya los tenía cobrados, a FENOSA y a Iberdrola les quedaba muy poco. Iberdrola, una vez cobrados la mayor parte de los CTC’s, argumentó que estos distorsionaban el mercado, siendo Endesa la mayor perjudicada. En 2005 el debate se empezó a diluir, y entonces nadie hablaba de los CTC’s. La otra cara de los CTC’s es el déficit de tarifa, y actúa de forma simétrica. Los CTC’s se podían percibir si no se llegaba a un nivel de precios en el ‘pool’. Mientras que el déficit de tarifa permite cobrar sea cual sea el nivel de precios. La otra diferencia es que el déficit de tarifa, considerado como ex ante, es titulizable, permite cobrar antes. No deja de ser otra distorsión del mercado.

En 2007, el Gobierno ha tratado de igualar el precio de la tarifa con el de mercado, fijándolo en 52,97 euros por MWh, y parece que se ha resuelto el problema. Pero para situar el precio a casi 53 euros por MWh, habría que subir las tarifas un 35%, que es lo que debería hacerse para que el precio de la electricidad refleje su valor real. Sólo se ha aumentado un 4%. Entonces, ¿cómo se cuadran las cuentas? Tocando la retribución de los “peajes”. Es decir, cuando suministramos a un cliente, tenemos que comprar la energía por un lado, y pagar los “peajes” por utilizar los cables por otro lado. Con esto hemos pasado de estar en un sistema de incertidumbre de mercado a uno de incertidumbre regulatoria (tarifa de acceso), lo que es mucho más grave. El Gobierno denomina a esa diferencia déficit ex ante, calculado a priori con un máximo de casi 3.800 millones. Y se tituliza de inmediato.

La pregunta es la siguiente. ¿Habrá una aumento integral de la tarifa o también de la tarifa de acceso? Y si el incremento es de la tarifa de acceso, ¿cómo es posible dar un precio en régimen de comercialización a un cliente? Los consumidores buscan un precio fijo y no se puede ofertar un precio fijo sin saber cuál va a ser el panorama durante los próximos tres, seis o nueve meses.

IMAGENES



MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados